La alcaldesa de Madrid, Ana Botella. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella.



Madrid sigue en su empeño de mantener un parque móvil olímpico. El portavoz de UPyD en el Ayuntamiento que dirige Ana Botella ha registrado una pregunta cuestionando "la necesidad e idoneidad de los últimos contratos de arrendamiento de 235 vehículos, en la actual situación de recortes que está experimentando el Consistorio". El desembolso ronda los cinco millones de euros.

Tal y como relata Voz Pópuli, la alcaldesa de Madrid ha reducido en 20 los vehículos de los que dispone su Ayuntamiento, aunque la cantidad sigue siendo desorbitada, ya que el total ronda la mitad de los que tendrá el Gobierno central en 2014 (650), y está muy lejos de los 22 coches oficiales de los que dispone el Ayuntamiento de Barcelona.

Comparaciones odiosas
Barcelona es la mitad de grande que Madrid, pero tiene diez veces menos coches oficiales que el Ayuntamiento de Ana Botella. La Ciudad Condal redujo de 30 a 22 el número de vehículos al empezar la crisis. Madrid también ha seguido ese ejemplo, ya que con Gallardón había 395 coches oficiales, y ahora son 235, pero las comparaciones dejan en evidencia a Botella.

Recortes para los ciudadanos
UPyD, el grupo que ha presentado la pregunta, es el único que no dispone de coche oficial, ya que lo rechazaron cuando sus cinco concejales entraron en el Consistorio, en mayo de 2011. Por eso, su enfado está justificado: “Mientras la ciudad sufre todo tipo de recortes, también en políticas sociales, el Ayuntamiento prevé gastarse cinco millones de euros en vehículos oficiales. No se puede pedir a los madrileños más sacrificios si los políticos y los altos cargos siguen sin bajarse del coche oficial”.

En coche a la peluquería
Y todo esto ocurre con una alcaldesa que protagonizó un bochornoso incidente cuando era concejala y fue pillada por las cámaras de El Intermedio valiéndose del coche oficial para acudir a la peluquería.