Motor

Cupra Ateca, el elegido para estrenar la marca más deportiva de Seat

La nueva marca nace de manera oficial con el objetivo principal de "cautivar a los amantes del motor" con productos de altas prestaciones

Dom, 11 Mar 2018

Después de adelantarnos su estrategia a finales de enero, hoy Seat ha anunciado de manera oficial el lanzamiento de la marca Cupra y ha desvelado todos los detalles de su nueva división de vehículos deportivos. Cupra, un apellido que ha acompañado hasta ahora a los modelos más 'picantes' de la firma española, se independiza así para ganar protagonismo y tener una mayor proyección tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Según la marca española, Cupra quiere transmitir los valores de pasión, precisión, determinación y valentía, pero no sólo eso, sino también calidad e individualización. Por ese motivo, la firma ha establecido alianzas con estudios y talleres de diseño que desarrollarán colecciones exclusivas de sus modelos y ediciones limitadas. Hablamos de firmas como LGR, Trakatan y Fabike o compañías reconocidas como Dainese o Ninco, vinculadas a la competición, la tecnología y la innovación.

Y es que Cupra no sólo servirá como marca comercial, sino que también englobará toda la división de competición y carreras, una línea que hasta ahora era responsabilidad de la división Seat Sport.

El Cupra Ateca, el primero

El anuncio más importante de la jornada es que el primer modelo de la nueva marca será el Cupra Ateca, tal y como hemos adelantado en el número 209 (marzo de 2018) de la revista Autofácil. Con esta variante, la compañía quiere lograr un equilibrio entre el placer de conducción deportiva y el confort de uso diario en formato SUV.

El Cupra Ateca contará con tracción integral 4Drive y montará un motor 2.0 TSI con una potencia de 300 CV. La caja de cambios elegida para este modelo es la conocida transmisión automática de doble embrague DGS de siete relaciones. Este bloque opera con un nuevo filtro de partículas para cumplir con la última legislación sobre emisiones. Además, la caja de doble embrague ha sido optimizada para reducir el consumo y las emisiones. Con esta combinación mecánica, el Cupra Ateca acelera de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 245 km/h.

La tracción total 4Drive monitoriza las condiciones de la pista, la velocidad del vehículo -y de cada rueda-, la posición del volante y el modo de conducción elegido para ajustar de manera automática el par que debe ir a cada una de las ruedas para garantizar la mejor tracción. Este sistema funciona en los siete modos de conducción disponibles en el Cupra Ateca: Normal, Sport, Eco, Individual, Nieve, Off-Road y Cupra. En este último modo, además, el motor emite un sonido más refinado y la suspensión adaptativa DCC se regula para mejorar el comportamiento deportivo.

Un diseño de marcado carácter deportivo

Estéticamente, el Cupra Ateca destaca por una parrilla frontal con estructura de nido de abeja y el logotipo Cupra en la parte central, así como por detalles en color negro brillante en el exterior. Estos acabados podemos encontrarlos en las barras portaequipajes, los retrovisores, los marcos de las ventanillas, las molduras laterales, las llantas, la parrilla, los difusores y el alerón.

Otros detalles son las pinzas de freno en color negro, un paragolpes de corte deportivo, cuatro salidas de escape en el extremo del difusor posterior, llantas de 19 pulgadas o una luz de bienvenida que proyecta el nombre y el logo de Cupra en el suelo.

El Cupra Ateca está disponible con seis colores de carrocería: Energy Blue, Velvet Red, Brilliant Silver, Rodium Grey, Magic Black y Nevada White.

El interior nos deja claro, nada más entrar, que nos encontramos ante un modelo de calidad superior. Los paneles de las puertas están tapizados en Alcantara, un material que también encontramos en los asientos, que son de color gris con costuras en gris y acabados en efecto fibra de carbono en los laterales. El volante de piel y el pomo también tienen costuras en color gris. Las salidas de aire de la climatización y la consola central son de color negro brillante, mientras que los pedales están acabados en aluminio.

Cupra Ateca: equipamiento superior

Cupra nace con una clara orientación tecnológica que se demuestra incluso en los acabados de acceso. En el caso del Cupra Ateca, encontramos de serie elementos como el acceso y arranque sin llave -que la marca denomina Kessy-, cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM, cámara cenital 360 grados, navegador con pantalla táctil de 8 pulgadas, suspensión adaptativa DCC, instrumentación digital y asistente de aparcamiento automático Park Assist.

De manera opcional podemos incorporar el exclusivo paquete Performance, que incluye frenos Brembo de 45,7 cm en color negro. Otros paquetes nos permite añadir elementos y detalles en fibra de carbono en el alerón posterior, las carcasas de los retrovisores exteriores o el salpicadero, así como asientos tapizados en piel. A mediados de 2019 estarán disponibles unos asientos tipo bucket.

Arona, Ibiza y León, los siguientes

El Cupra Ateca no es más que un primer paso en un proyecto que ya tiene sobre la mesa importantes novedades. Tanto el Arona como el Ibiza pasarán a formar parte de la marca en un futuro próximo, aunque aún no tenemos fechas confirmadas.

Aprovechando la presentación del Cupra Ateca, Seat ha confirmado el lanzamiento del Seat León Cupra R ST, un modelo de altas prestaciones que adopta los detalles exteriores e interiores en color cobre que ya hemos visto en el León Cupra R. Empleará un motor 2.0 TSI de 300 CV, tracción integral 4Drive y una caja de cambios de doble embrague DSG. También incorporará elementos aerodinámicos en fibra de carbono, llantas de aleación en color cobre y frenos de altas prestaciones. Podremos verlo en el Salón de Ginebra y llegará al mercado a finales de año.

En el campo de la competición, la primera incursión de la marca tendrá lugar en el campeonato TCR Series, donde competirá de manera oficial esta misma temporada con el Cupra TCR, cuya imagen puedes ver arriba de estas líneas. Muestra el logo Cupra en la parte frontal y posterior y el color cobre oficial de la marca, y equipa paragolpes, volante, capó y asientos tipo bucket de diseño exclusivo. El enorme alerón trasero es otra de sus señas de identidad.

 

Más información en Autofácil