Motor

Hyundai Kona eléctrico: así es el primer SUV urbano de cero emisiones

Se presenta con grandes opciones de personalización, uamplia dotación tecnológica y dos variantes mecánicas. La autonomía llega hasta los 470 kilómetros

Mié, 7 Mar 2018

En poco más de un año, Hyundai ha sido capaz de poner en el mercado una oferta de vehículos ecológicos que engloba todo tipo de motorizaciones y soluciones de movilidad. La actual gama de modelos de la firma coreana engloba vehículos de GLP, como el i10AutoGas, híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, una oferta que seguirá creciendo en los próximos meses con la llegada de nuevas opciones.

Entre ellas destacarán el nuevo Hyundai Nexo, un todocamino de pila de combustible de hidrógeno, y el modelo que hoy nos ocupa, el Hyundai Kona Electric, el primer modelo 100% eléctrico dentro del segmento SUV-B en Europa. El Ioniq, con tres modos de propulsión electrificada, se mantendrá como una de las puntas de lanza dentro de esta estrategia.

Hyundai Kona eléctrico: diseño

El Kona ha llegado al mercado proponiendo un estilo más desenfadado que sus hermanos mayores, el Tucson y el Santa Fe, y ese espíritu se mantendrá en la versión eléctrica. El frontal adopta el look del modelo base, pero elimina la parrilla tradicional de la marca por una cerrada e integra unos grupos ópticos que puede ser full led, tanto para la luz diurna como para el resto de funciones. Las opciones de personalización se mantienen, con siete colores exteriores y tres tonos para el techo, lo que da un total de 21 combinaciones.

Las dimensiones del vehículo son ligeramente superiores. Tiene una longitud de 4,18 metros (1,5 cm más que el Kona normal) y una altura de 1,57 m (2 cm más). Lo que no cambia es la anchura, que se mantiene en 1,80 metros. La distancia entre ejes es de 2,60 metros, por lo que ofrece espacio más que suficiente para que cuatro adultos viajen de manera cómoda. Las llantas son de 17 pulgadas.

Aunque nos encontramos ante un coche eléctrico –y aquí la aerodinámica es clave-, Hyundai ha decidido mantener las barras de techo para conservar la versatilidad del modelo y enfatizar su carácter de todocamino. Sobre estas barras se pueden montar cofres e incluso portabicicletas. El carácter rutero se enfatiza también con unos estribos en color plata. El maletero tiene una capacidad de 332 litros, ya descontado el hueco habilitado para guardar el cable de carga. Si vamos a realizar una salida corta y decidimos dejar el cable en casa para aprovechar al máximo el espacio, la capacidad se incrementa hasta los 373 litros.

Interior más tecnológico

En el interior se mantiene la estética del Kona, aunque encontramos elementos distintivos, como la consola central que combina todos los botones del cambio "shift-by-wire". Este cambio permite una gestión intuitiva del motor eléctrico. Además, unas levas ubicadas detrás del volante posibilitan al conductor seleccionar el grado de regeneración del sistema de frenado.

Otro de los elementos que más llaman la atención es un cuadro de instrumentos digital de siete pulgadas, donde se muestra toda la información clave del vehículo, como el velocímetro, el flujo de energía o la autonomía. El head up display, ya disponible en el Kona normal, se mantiene en la versión eléctrica para proyectar más información relevante en la línea de visión del conductor.

El Kona eléctrico también apuesta por un sistema de información y entretenimiento integrado con conectividad mediante los sistemas Apple CarPlay y Android Auto. Todas las funciones se controlan a través de una pantalla táctil LCD en color de siete pulgadas. Este sistema también incluye una cámara de visión trasera con guías activas para facilitar el aparcamiento y las salidas marcha atrás. De manera opcional se puede elegir un sistema de navegación con pantalla de ocho pulgadas. Al igual que el i30, integra un dispositivo de carga inalámbrica de teléfonos móviles.

Dos opciones mecánicas para el Kona eléctrico

El nuevo Hyundai Kona eléctrico estará disponible en dos versiones mecánicas diferentes. La variante de acceso equipará un motor con una potencia de 99 kW (135 CV) y una batería con una capacidad de 39,2 kWh. Con esta combinación, homologa una autonomía de 300 kilómetros bajo regulación WLTP y acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos.

La versión superior opta por una batería de 64 kWh de capacidad y por un motor eléctrico con una potencia de 150 kW, equivalente a 204 CV. En este caso la autonomía sube hasta los 470 kilómetros. Lo que no cambia es la aceleración, que se mantiene en los mismos 7,6 segundos, y la velocidad máxima, de 167 km/h para ambas versiones. Tampoco cambia el par, cifrado en 395 Nm en ambos casos. Según la marca, esta batería permite realizar una carga del 80% en menos de una hora mediante una toma de carga rápida de 100 kW.

Seguridad activa

Al igual que el modelo del que deriva, el Kona eléctrico equipa un amplio paquete de tecnologías de seguridad activa y asistentes a la conducción, las cuales Hyundai denomina SmartSense. Esta dotación tecnológica incluye frenada autónoma de emergencia con detector de peatones, avisador de ángulo muerto, avisador de colisión por tráfico cruzado trasero, asistente de cambio involuntario de carril, detector de fatiga del conductor, reconocimiento inteligente de señales de límite de velocidad y asistente de mantenimiento de carril.

 

Más información en Autofácil