Motor
El invierno es terreno fértil para las averías en el coche.
El invierno es terreno fértil para las averías en el coche.

¿Cuánto cuestan las averías más comunes que puedes sufrir en invierno?

Autingo revela el coste de las averías más frecuentes para que prepares tu presupuesto

0
Vie, 5 Ene 2018

La aplicación Autingo, que permite calcular el presupuesto de reparaciones y revisiones de coches, ha determinado a través de un estudio cuánto cuestan las averías más comunes que sufren los automóviles durante el invierno. Con la llegada del frío aumenta la vulnerabilidad de los vehículos, y las heladas pueden hacer que éstos necesiten pasar por el taller. A continuación te desvelamos cuáles son los problemas más frecuentes de los coches en invierno según esta aplicación y cuál es el precio aproximado de su reparación:

1. Fallos en la batería: 230 euros

Es una de las averías más comunes en esta época del año, pues la batería es uno de los elementos más vulnerables a las bajas temperaturas. Afectan especialmente a aquellas que tienen varios años a sus espaldas, pues con el frío tienden a descargarse y pierden capacidad de recuperación. ¿La consecuencia? No tienen suficiente fuerza para arrancar el coche. Sustituirla cuesta de media unos 230 euros.

2. Problemas con el motor: hasta 1.500 euros

Con el frío es recomendable esperar a que el motor se caliente un poco al ralentí antes de iniciar la marcha. De esta manera los fluidos principales alcanzan un mínimo de temperatura. En caso de no hacerlo el motor podría no lubricarse correctamente, algo que quizás derive en daños en las piezas móviles del motor. Si acaba gripándose el motor por ello la avería podría costar entre 1.000 y 1.500 euros, aunque en el peor de los casos el motor también podría quedar inservible y tener que ser sustituido.

3. Líquido refrigerante en mal estado: 70 euros

Comprobar el estado del líquido refrigerante es fundamental. Hasta ciertas temperaturas es anticongelante, pero con el tiempo va perdiendo propiedades. Así las cosas, si se ha deteriorado es muy importante sustituirlo, ya que en caso contrario no podría cumplir con su cometido de refrigerar el motor, e incluso podría congelarse. Un cambio a tiempo cuesta más o menos 70 euros, en función del modelo de vehículo. Pero si no se hace en el momento correcto podría romperse la culata o sobrecalentarse el motor, lo que aumentaría el coste de la avería hasta 3.000 euros.

4. Otros líquidos deteriorados: 49 euros

Hay fluidos que resultan vitales para el funcionamiento del vehículo, como el líquido de frenos, el aceite o el líquido de dirección. Es necesario que se encuentren en perfecto estado y cambiarlos cuesta, de media, unos 49 euros.

5. Mal funcionamiento del sistema de calefacción: 150 euros

La calefacción del coche solamente se utiliza cuando llega el frío, así que es muy posible que cuando se necesite no funcione correctamente. La causa podría ser una obstrucción en el radiador por culpa de los residuos sólidos que se encuentran en el circuito de refrigeración. Lo que hay que hacer para reparar esta avería es primero limpiar y después cargar el circuito: el coste de esta intervención es de unos 150 euros.

6. Rotura de las gomas del limpiaparabrisas: 36 euros

El uso durante todo el año del limpiaparabrisas ocasiona un desgaste en las gomas por deterioro. Además, con las bajas temperaturas del invierno éstas podrían helarse, quedándose pegadas al parabrisas y rompiéndose al intentar despegarlas o al activar el sistema limpiaparabrisas. Sustituir las gomas sale por unos 36 euros, pero si se llegasen a romper podría estropearse el limpiaparabrisas, lo que incrementaría el coste hasta los 50 euros aproximadamente.

7. Otros problemas: S/D

Se recomienda revisar el funcionamiento de la luneta trasera térmica, ya que es la responsable de evitar que se empañe el cristal y de que tengamos o no una buena visibilidad trasera. Igualmente, el estado de los neumáticos es clave, pues en invierno son más altas las posibilidades de sufrir aquaplaning y un accidente debido al hielo que se acumula en la calzada.