Motor
pintura coche
La carrocería de un coche en un estudio de pintado

Cómo cuidar la pintura del coche en verano

Elementos como el sol, la arena de la playa o la sal dañan la carrocería pero con unos consejos básicos de mantenimiento se pueden subsanar

0
Jue, 10 Ago 2017

Mantener la carrocería y la pintura de nuestro coche en perfecto estado requiere de un cuidado muy especial y más durante el verano. Elementos como el sol, la arena de la playa o la salitre pueden provocar daños en la pintura y es por eso que los expertos de la red de talleres CertifiedFirst han elaborado una pequeña lista con consejos que recuerdan algunos buenos hábitos para que la pintura del coche sobreviva con éxito al verano.

Para empezar, es recomendable apostar por el estacionamiento a cubierto o, al menos, evitar aparcar a pleno sol y buscar zonas de sombra. El sol puede dañar las capas más superficiales de la pintura, haciendo que el color pierda su brillo e intensidad. Además, cualquier suciedad presente sobre la carrocería es susceptible de quedar marcada debido a la incidencia de los rayos solares.

Es muy habitual en verano, ya sea en las estaciones de servicio, en parques y zonas recreativas o en la autopista ver numerosos vehículos con una multitud de insectos literalmente pegados a diversas zonas de la carrocería, especialmente en la zona frontal. Es importante eliminar esos insectos cuanto antes, ya que en caso contrario, estos insectos dañarán irremediablemente la pintura y con gran velocidad, ayudados por los rayos del sol.

Por otro lado, el comienzo del verano es un buen momento para aplicar ese encerado recomendable una vez al año. Así la pintura estará más protegida y resistirá mejor las agresiones externas que estamos comentando, impidiendo que lleguen a capas más profundas de la pintura y facilitando la limpieza del vehículo.

Por último, es recomendable limpiar el coche cada semana o cuando haga falta. La norma nos dice que el mejor cuidado para la pintura del coche es un delicado lavado semanal. En verano también, sólo que puede que sea necesario que laves con mayor frecuencia el coche. Si haces una excursión y la carrocería está llena de insectos, por ejemplo, no esperes al domingo para lavar el coche; actúa antes por todo lo recomendado.

En definitiva, para mantener la apariencia exterior del coche en buen estado hay que hacer un pequeño esfuerzo e invertir tiempo en el mantenimiento de la misma.