Motor

Conductores que no conducen, ¿es un problema?

Cada vez es más frecuente la existencia de personas que, pese a tener el carné de conducir, no son conductores habituales por diversas razones

0
Mar, 18 Jul 2017

En las últimas semanas se ha hablado mucho del colapso que podría sufrir el sistema de Tráfico en España debido a las huelgas de examinadores y la falta de fechas para examinar a los nuevos conductores. Sin embargo, el hecho de sacarse el carnet de conducir no implica que todos estos nuevos conductores vayan a ponerse de inmediato con un vehículo en la carretera, sino más bien al contrario. Muchos de ellos no serán conductores habituales por diferentes razones.

Lo mismo ocurre con las personas mayores que pese a tener el carnet de conducir, debido a la edad, a una cuestión personal de comodidad o a que sus hijos/nietos les llevan a todos sitios, no cogen el coche con asiduidad, lo que implica un riesgo elevado cuando vuelvan a hacerlo, ya que pueden perder ciertas nociones básicas o incluso confianza al volante.

No obstante, como hemos contado al principio, este fenómeno de no conducir pese a tener el carné es muy habitual entre los jóvenes. Lo normal es sacarte el carné nada más cumplir los 18, pero después no todas las personas tienen la posibilidad de comprarse un coche o de utilizar el de sus padres o hermanos mayores. Y al final, si no tienes la necesidad vital de usar un vehículo a diario, buscas formas alternativas de moverte.

Este mismo problema es también habitual en otros grupos de edad -sobre todo mujeres de alrededor de 30 años- y en las grandes ciudades españolas como Madrid o Barcelona, donde la comodidad del transporte público, el coste de mantener un vehículo, el tráfico en el centro o tener amigos con coche propio, son algunas de las causas que provocan que muchas personas con carné pasen 5 o 10 años sin apenas coger el coche.

Otras dos causas principales o motivos por los que conductores con carné se pasan años sin ponerse al volante son el miedo y la apatía hacía el hecho de conducir. En este sentido, es totalmente entendible que hay gente a la que, sencillamente, no le gusta conducir y también que el rechazo o la aversión a conducir se pueden ir agravando con el paso del tiempo hasta convertirse en un auténtico miedo.

Para aquellas personas que lleven mucho tiempo sin conducir y quieran retomar el contacto con el volante, es recomendable que realicen clases de reciclaje en días con menos tráfico de lo habitual como los fin de semana para ganar confianza y no tener problemas en el día a día. Las autoescuelas también realizan este tipo de clases.

 

Más información en Autofácil