Parece que fue ayer cuando el mundo entero estaba con los famosos, y efímeros, spinners. No había niños que no los tuviera. Un juguete antiestrés (en inglés fidget) que rompió el mercado hace cuatro o cinco años. Aunque se trató de una verdadera fiebre consumista, más que la búsqueda de un juguete terapéutico, no hay que poner en duda su valor. Aunque su origen se encuentra en los años 90 –creación de la ingeniera química Catherine Hettinger-, la fiebre no se desató hasta el año 2016. La idea era simple: un eje central con 2, 3 o más brazos que giran sobre su eje. Como todos los juguetes antiestrés ayudaba a liberar la energía reprimida.

Tengamos en cuenta que  el spinner es solo una más de las múltiples posibilidades que nos brinda el mercado para mitigar el estrés. Son muchas las de herramientas de autorregulación que estimulan la atención, la concentración y el procesamiento sensorial. Hay que saber diferenciar la mera descarga energética de un verdadero tratamiento. En el caso de este último, siempre hay que hacerlo con supervisión médica, y cada gadget tiene que ser usado siguiendo una reglas específicas.

Y no es que si el niño no sufre de estrés estos juguetes estén contraindicados. Al contrario, podrán usarlos más libremente, y una descarga de energía es aconsejable, se produzca ella corriendo, saltando o deformando un juguete deformable, valga la redundancia. Y no nos engañemos, a quién no le gusta explotar las burbujas del plástico de embalar. No hay edad para disfrutar de estos juguetes.

Te proponemos una selección de juguetes antiestrés, que ayudarán tanto en tratamientos médicos como en recreación pura y dura para niños y mayores.

Silicona sensorial

¿Hablábamos de las burbujas del plástico para embalar? Pues imagina llevar eso hasta el infinito y más allá. Te proponemos el redondo, pero hay más formas y colores. Se trata del recomendado por Amazon.

  • Fabricado en silicona
  • Duradero, ecológico y lavable
  • Sonido dulce y nítido
  • 12,5 cm de diámetro x 1,5 cm de alto
  • Pesa 63 gramos
Silicona sensorial

Compra aquí Silicona

Pelotas antiestrés

Un clásico. Las diferentes texturas de estas cuatro pelotas antiestrés te permitirán descargar tensiones, por ejemplo, mientras miras un partido de fútbol de tu equipo favorito o mientras estás hablando por teléfono con esa persona con la que no querías hablar.

  • 4 diseños diferentes
  • Una de las bolas brilla con luces LED
  • Material de silicona no tóxico
  • No son pegajosas
  • Fortalecen manos y dedos
Pelotas antiestrés

Compra aquí Pelotas

Kit de juguetes antiestrés

Quizá lo que estás buscando es un todo en uno. Este completo kit, seguramente, te será de gran ayuda.

  • 24 piezas
  • Para mayores de 5 años
  • Se trata de juguetes de descompresión
  • Fabricados en materiales no tóxicos
  • Tamaño pequeño que hace fácil que los lleves en tu bolsillo
Kit de juguetes antiestrés

Compra aquí Kit

Juguetes de descompresión

Si lo que buscas es no solo liberar estrés, sino también mejorar la concentración, los juguetes de descompresión son ideales.

  • Se pueden desmontar, volver a colocar y usar repetidamente
  • Flexibles
  • Durables
  • Colores brillantes
  • Estimulan la imaginación y el desarrollo intelectual
Juguetes de descompresión

Compra aquí Juguetes

Cubo antiestrés

Uno de los más originales juguetes antiestrés del mercado gracias a su diseño y a sus 6 módulos relajantes.

  • 6 lados únicos diseñados para personas que no pueden mantener los dedos quietos
  • Ayuda a la concentración
  • Pequeño, ligero y fácil de llevar
  • Fabricado en silicona
  • Diseño de camuflaje
Cubo antiestrés

Compra aquí Cubo

Guantes sensoriales

Un juguete de rotación para ser desmontado, remontado y utilizado todas las veces que quieras. Para que no paren aquellos que no pueden parar.

  • Rotación libre
  • Estimula la observación, la atención y las capacidades cognitivas
  • Juguete sensorial
  • Desmontable
  • Resistente
Guantes sensoriales

Compra aquí Guantes