Elegir una buena almohada para dormir es tan importe como tener un buen colchón o la base. Su función es mantener alineada la cabeza el cuello y la columna vertebral de tal manera que se favorezca la respiración y los músculos puedan relajarse. Lo importante es elegir una con la que nos sintamos cómodos, prevenga posibles dolores de espalda y ofrezca un máximo de descanso a nuestras cervicales. 

¿Cuál es la mejor postura para dormir?

Constituye, además, un tema muy personal ya que en función de si duermes boca arriba o boca abajo, las necesidades de firmeza y altura de la almohada varían. Para personas que duermen de lado, se recomiendan almohadas altas, personas que duermen boca abajo (no siendo ésta una posición recomendada) mejor una almohada baja y personas que dan muchas vueltas es preferible una almohada de firmeza intermedia.

La mejor opción, en cualquier caso, es dormir boca arriba ya que columna vertebral reposa recta, sin forzarla, repartiendo equitativamente todo el peso de tu cuerpo. Sin embargo, no es una buena posición para las personas que roncan o sufren apnea porque la lengua obstruye el paso esta posición no es la mejor para aquellas personas que roncan o sufren apnea del sueño ya que la lengua obstruye el paso del aire. En este cso es mejor dormir de lado.

La peor opción es dormir boca abajo, obligando a nuestro cuello a permanecer girado durante muchas horas y sometiendo a la zona cervica a una tensión innecesaria.

Tipos de relleno

El relleno de las almohadas puede ser natural o sintético. Como relleno natural son muy frecuentes las plumas o el plumón -que es un excelente aislante térmico al mantener el calor en invierno y dejar pasar el aire en verano-, pero también se utilizan cereales como la espelta, el mijo o el trigo sarraceno, una solución muy ecológica que tiene en contra su elevado peso. Las almohadas con este tipo de rellenos pueden pesar hasta cuatro kilos y, además, desprenden un olor natural que no a todo el mundo le gusta.

En cuanto a rellenos sintéticos está el poliéster, elaborado a base de microfibras y la opción más barata. El látex, muy buena opción para el verano por la transpiración, pero no es demasiado adecuado para dormir de lado y la espuma viscoelástica, que se adapta a la cabeza y el cuello permitiendo la relajación de los músculos del cuello.

Es importante tener en cuenta, sobre todo si eres alérgico, que el relleno elegido sea anti-ácaros. El látex y la viscoelástica lo son y los rellenos naturales suelen estar tratados con un aceite vegetal para repelerlos. 

Las almohadas viscoelásticas mejor valoradas

En este momento puedes comprar el pack de almohadas viscoelásticas mejor valorado en Amazon por 38,46€, lo que supone un ahorro de un 6% con respecto a su precio habitual, que es de 40,88€. Incluye dos almohadas de 75 cm, antiácaros y antibacterias, elaboradas con tejido de Aloe vera e hilo de plata. Son de la marca Seasons e inclyen una doble funda.

Las almohadas de viscoelástica más vendidas en Amazon

Compra aquí las almohadas viscoelásticas mejor valoradas

La más ecológica

Entre las almohadas más ecológicas está esta almohada ergonómica rellena con cáscaras de mijo que se adapta a cualquier posición. Es transpirable y se puede ajustar la cantidad de relleno. Tiene doble funda (una interior para el relleno y otra exterior lavable, ambas conveccionados en algodón orgánico) y pesa un total de 3,2 Kg.

Almohada cáscara de mijo ecológico

Compra aquí almohada con cáscaras de mijo

Opción látex

Hemos seleccionado una almohada de la marca Pikolín de látex, muy apropiada para combartir los calores del verano. El relleno es un 80% de látex natural y un 20% de sintético. Cuenta con doble funda elaborada en poliéster y es ideal para dormir de lado o boca arriba.

Almohada de látex natural

Compra aquí almohada de látex