El próximo mes de marzo se activa la 11ª edición de la campaña anual de Recogida de Medicamentos Solidarios del Banco Farmacéutico, a través de su programa Fondo Social de Medicamentos, en las farmacias de 9 provincias españolas. El objetivo, y al amaparo del lema ¿Comer o medicarse?, es luchar contra la pobreza farmacéutica. Según ha explicado el presidente de la ONG Banco Farmacéutico (BF), Àlex Brenchat, se promueve "sensibilizar a la gente sobre la realidad de la pobreza farmacéutica y la importancia de recaudar fondos para poder hacerle frente”.
Y es que de acuerdo con un informe de Cruz Roja, en España hay s de 800.000 personas que tienen dificultades para hacer frente a sus necesidades sanitarias.
En una encuesta efectuada a más de un millar de usuarios de sus programas de atención, Cruz Roja ha averiguado que el 35,1% de los encuestados ha tenido dificultades económicas para los gastos relacionados con la salud. Las dificultades más frecuentes son los problemas para pagar medicinas que ya no cubre la Seguridad Social, tener que afrontar el repago de las medicinas y no poder pagara al dentista ni al psicólogo que necesitan.
Hasta 2017, la campaña de Recogida de Medicamentos del Banco Farmacéutico consistía en recoger aquellos que no necesitaban prescripción médica. Pero este año se recaudarán fondos para ayudar a pagar planes de medicación que sí la requieren, y con los que, por tanto, se tratan problemas de salud de mayor gravedad, incluso crónicos. Para participar como voluntario, se neesita invertir 4 horas el día en que se organice la campaña en la ciudad en que se desee actuar. La tarea consistirá en informar de los problemas de pobreza farmacéutica y en vender cupones solidarios de 2,5€, para alcanzar el objetivo de recaudar un mínimo 30.000€. El dinero recaudado se destinará al Fondo Social de Medicamentos.

Sobre el Fondo Social de Medicamentos (FSM)

Se trata de un programa nacido en 2015, y que funciona gracias a la colaboración con los Centros de Atención Primaria, en especial con sus departamentos de Trabajo Social. Una vez los beneficiarios han sido admitidos en el proyecto, éstos ya pueden dirigirse a cualquiera de las farmacias que forman parte de la red para que éstas le dispensen la medicación sin coste, y sea Banco Farmacéutico quien posteriormente abone el total dispensado por la farmacia. El Banco Farmacéutico ha publicado que desde 2015, a través del FSM ha ayudado a más 3.000 personas que se encuentran en situación de pobreza farmacéutica, financiando más de 340.000€ en planes de mediación.