Si entrenas con cierta intensidad (4 o 5 días por semana) es necesario que incrementes el consumo diario de proteína. Muchas investigaciones en los últimos 20 años han demostrado que la RDA (Recommended Dietary Allowances) de proteína para los atletas está entre 1.7 – 2.0 g / Kg / día (Lemon PW et al., 1992; Tarnopolsky MA et al., 1999; Kreider RB & Kleiner SM 2000) con el propósito de mantener un correcto balance. Además, tomar proteína también aumenta si tenemos en cuenta el incremento en el público adulto mayor a 40 años que se ejercita actualmente, en quienes es necesario garantizar el mantenimiento de las proteínas musculares ante la eventual pérdida de masa muscular asociada a la edad (Mercola J 2011).

Puedes tomar pechugas de pollo sin parar o un complemento de proteina

Sin embargo, seguir estrictamente una dieta con una alta ingesta de proteína no asegura una digestión y absorción óptima de la misma, es por eso que desde hace muchos años los investigadores en el campo de la nutrición deportiva recomiendan el consumo de preparados proteicos (Kreider RB et al., 2010). En particular, la administración de un suplemento de proteína es una estrategia efectiva para facilitar la recuperación muscular, incluyendo además el perfil completo de aminoácidos que lo hacen perfecto sobre todo en el momento post-entrenamiento.

Además, las investigaciones en nutrición deportiva han demostrado que durante el ejercicio mayor a una hora de duración se requiere de la ingesta de carbohidratos para reponer los depósitos de glucógeno muscular, que se van agotando en la sesión de entrenamiento, y proteger los músculos.

Bebidas deportivas cada 15 minutos pasada la hora de entrenamiento

Esto último es esencial para poder generar los procesos de adaptación fisiológica a cualquier tipo de entrenamiento, ya que el objetivo de todo deporte es consolidar una masa muscular óptima para la correcta ejecución de las actividades deportivas. Aunque las proteínas no son una fuente predominante de energía (6%), durante la actividad física de larga duración se favorece un ambiente gluconeogénico, es decir se comienzan a utilizar moléculas diferentes a carbohidratos (principalmete aminoácidos) para producir glucosa y mantener un suministro constante de energía durante la contracción muscular.

Es por eso que normalmente se recomienda consumir una bebida deportiva alta en electrolitos y carbohidratos cada 15 minutos cuando ya ha transcurrido una hora de entrenamiento.

De acuerdo a lo anterior, RECOV 3.0 es una potente fórmula que contiene una adecuada mezcla de proteínas de calidad (concentrado de proteína de suero al 80% y aislado de proteína de suero al 90%), una mezcla de carbohidratos de diferente velocidad de asimilación (fructosa, maltodextrina y dextrosa), aminoácidos entre los que se incluyen los BCAAs (L-Leucina, L-Isoleucina, L-valina) y la L-Glutamina, junto con avanzados tecnonutrientes, vitaminas y minerales.

Contenido ofrecido por MTX.