Sin paños calientes y en el foto adecuado. Así actuó el conocido naturalista David Attenborough este semana en Davos. “El jardín del Edén se acabó”, sentenció categórico. 

Attenborough además aprovechó para dar por iniciada una nueva era geológica. La primera en la historia del Universo que no depende de fuerzas físicas o biológicas incontrolables. No, se ha iniciado, a su juicio, el Antropoceno

El Antropoceno, como ya han descrito muchos otros autores, es esa nueva época caracteriza porque un animal de los creados en las anteriores era es capaz de modificar su entorno de tal forma que condiciona todo el resto de formas de vida que comparten el mismo espacio. 

Nuestra responsabilidad

Y esa variación puede ser altamente peligrosa. Y esa es la siguiente advertencia de Attenborough. “Nuestra percepción del planeta como el jardín del Edén, se acabó”. Según el naturalista estamos en un momento crítico.

Todavía somos capaces de revertir los efectos negativos de la industrialización, esencialmente el cambio climático. Pero hay que actuar ya.

Por eso eligió el Foro de Davos para lanzar su anuncio. En la ciudad suiza que acoge a los principales gobernantes de las naciones industrializadas reunidos para asistir al World Economic Forum

La denominación de Antropoceno no es solo porque sea una nueva era prácticamente creada por el hombre. Es mucho más.

Es, según Attenborough, una llamada a nuestra responsabilidad. Si la era geológica lleva nuestro nombre es porque lo que suceda a partir de ahora en nuestra planeta es cosa nuestra. Por primera vez decidimos nuestros futuro en la Tierra.