Desde hace algunos años la esclerosis múltiple se ha convertido en una preocupación para miles de familias y la comunidad médico científica. Se da la circunstancia de que, si bien ya es conocida su existencia, la difusión de casos personales a través de los medios de comunicación ha permitido poner nombre y apellidos a sus efectos y, por extensión, sensibilizarse ante esta enfermedad degenerativa.

En la actualidad, afecta a más de 50.000 personas solo en España y a 2,5 millones en el conjunto del planeta. A día de hoy, según explican los diferentes organismos médicos internacionales, no existen terapias que la curen, y en el caso de algunos tratamientos su eficacia se limita a las primeras fases y no a las avanzadas.

Ahora se acaba de encender una luz para los afectados por la esclerosis múltiple y la neuromielitis óptica, puesto que la Agencia Española del Medicamento acaba de aprobar el ensayo clínico de una nueva terapia en humanos. Los encargados de dar detalles de la noticia han sido Enric Banda, director del Área de Ciencia y Medio Ambiente de la Fundación Bancaria “la Caixa”; Vicens Oliver, presidente de la Fundación Grupo de Afectados por la Esclerosis Múltiple (GAEM), y Daniel Benítez e Irati Zubizarreta, investigadores del ensayo clínico del IDIBAPS (Hospital Clínic de Barcelona).

Terapia pionera
En concreto, se trata de una terapia antígeno específica, con células dendríticas tolerizadas. Es una terapia personalizada, “lo que la hace más eficaz y con menor riesgo de efectos secundarios

para los pacientes” de estas enfermedades, según informaron desde la Obra Social “la Caixa”. Del mismo modo, esta nueva posibilidad médica cuenta con el aval de expertos de primera línea internacional como los profesores Lawrence Steinman, de la Universidad de Stanford, Roland Martin, de la Universidad de Zúrich, y Pere Santamaria, de la Universidad de Calgary.

El tratamiento con células dendríticas tolerizadas, dirigido por el Hospital Clínic de Barcelona, ya había sido probado con éxito en animales con anterioridad.

Cabe recordar que esta tecnología ha sido desarrollada por el grupo de investigación de la Unidad de Digestivo del Clínic de Barcelona, dirigido por la doctora Julià Panés, y liderada por los doctores Pablo Villoslada y Daniel Benítez.



Experiencia en Crohn
Precisamente, este mismo grupo llevó a cabo hace cuatro años otro ensayo clínico con células dendríticas tolerizadas en pacientes con enfermedad de Crohn logrando unos resultados significativos. Ahora, se aprovecha “el mismo protocolo y la experiencia generada para adaptarlo a la esclerosis múltiple y la neuromielitis óptica puesto que ambas patologías y la enfermedad de Crohn tienen en común que son autoinmunes, si bien en esta última “la diana es desconocida” todavía.

El ensayo en pacientes que acaba de presenterse se desarrollará desde este mismo mes de julio, hasta diciembre de este año; a continuación, se llevarán a cabo los ensayos en el ámbito europeo, con la vista puesta a mediados de 2018, momento en que los investigadores consideran que pueda llegar su aplicación a pacientes con estas enfermedades.

Esta investigación sobre la terapia antígeno que está dirigida por el Hospital Clínic de Barcelona e impulsada por la Fundación GAEM, cuenta con el respaldo del área de investigación y ciencia de la Obra Social “la Caixa”.

A tenor de las opiniones de los expertos en la materia, este tratamiento supone un gran avance para la comunidad científica y para los pacientes de esclerosis múltiple y neuromielitis óptica, no en vano se trata de una técnica pionera a nivel mundial cuyos objetivos son mayor eficacia y reducción de efectos secundarios, o lo que es lo mismo, se abre una puerta a la esperanza para miles de enfermos.