Leequid
Equipo de la misión Skylab 4
Tripulación de la misión Skylab 4. Foto: NASA

Cuando los astronautas hicieron huelga en plena misión

Un equipo de tres cosmonautas apagó las comunicaciones con Houston y se dedicó a contemplar la Tierra desde el espacio durante un día entero.

Mar, 12 Jun 2018

La vida de un astronauta no es fácil. La vida antes de convertirse en ministro, queremos decir. Años de estudio y dura preparación, un lanzamiento al espacio desafiando las leyes de la física sobre un tanque de combustible y jornadas de experimentos y pruebas en microgravedad. Normal que un día un equipo de astronautas se declara en huelga

Discusiones con Houston

Aunque ocurrió hace mucho tiempo, todavía se habla de ello de cuando en cuando. Sucedió concretamente en diciembre de 1973. La misión Skylab 4 orbitaba alrededor de la Tierra con un equipo de tres astronautas encargados de realizar diversos experimentos en el espacio. 

A los pocos días de la misión, los astronautas comenzaron a quejarse de diversos problemas en el módulo espacial. Advertían al control de Tierra de la excesiva presión que estaban soportando. Desde Houston les impelían a trabajar más duro en las pruebas para completar sus objetivos que los controladores estimaban iban con retraso. Esto provocó agrias discusiones entre los astronautas y el control. 

Un día mirando la Tierra

Por fin, el día 28 se apagaron todas las comunicaciones. Los continuos intentos realizados desde Houston fueron infructuosos. Aunque todos los sistemas parecían funcionar, no había respuesta desde el Skylab 4. Así durante todo el día.

Un día que la tripulación dedicó a la mejor actividad que una persona puede hacer en vacaciones. Dar vueltas alrededor del planeta Tierra mirando por las escotillas. Disfrutando de un paisaje que solo unos pocos privilegiados han podido admirar. 

Curiosamente, después de ese día de “descanso”, la tripulación retomó su misión y logró cumplir con todos los objetivos marcados para los 84 días de microgravedad. 

A su regreso a Tierra ser produjo una fuerte disputa entre los ingenieros de Tierra y el equipo. Mientras los astronautas aseguraban que la falta de comunicación se debió a problemas técnicos, los controladores aseguraban que aquello había sido una huelga espacial. Una forma de protesta inédita y que nunca se ha vuelto a repetir.