Según informa La Sexta, los apoderados que esta mañana han increpado a Susana Díaz, mientras ésta trataba de ejercer su derecho a voto son de Madrid. Uno de ellos, indica la cadena, habría trabajado anteriormente para la organización ultracatólica Hazte Oír, además de en una  pizzería.

En su opinión, "tampoco le estaba diciendo nada grave" a Díaz cuando le espetó frases como "40 años robando", "Susanita, se te acaba te acaba el chollo" o "enchúfame". 

El PSOE-A ha anunciado que denunciará ante la autoridad electoral y la que proceda los insultos que ha recibido la presidenta de la Junta y candidata socialista a la reelección, Susana Díaz. 

Vox, por su parte, ha apartado a estos apoderados "por conducta inapropiada en el día de la votación"y ha explicado que "los apoderados de VOX saben perfectamente que su labor es supervisar el correcto funcionamiento de las votaciones".