La actriz Lindsay Lohan ha protagonizado un surrealista escándalo, grabado por ella misma y, por supuesto, viral. Y es que la protagonista de Tú a Londres y yo a California, ha intentado separar a dos niños de sus padres creyendo que estaban traficando con ellos. 

"Contadme vuestra historia para que pueda ayudaros ¿Qué necesitáis?". Así se dirigió Lohan a los pequeños desde su coche tras salir de una discoteca. Al ver a la familia siria, se bajó del mismo e hizo la pregunta a los niños. Cabe destacar que la actriz ha sido protagonista de varios sucesos relacionados con el alcohol y las drogas.

Durante la filmación se puede ver como Lohan se enfada ante lo que ella imagina estar viviendo. "No deberías estar durmiendo en el suelo, ¿vale? ¿Lo entiendes? Eres un niño bueno y eso no es justo", le dijo a uno de los pequeños. Del mismo modo, recriminó la situación a los padres. "Debería trabajar y hacer lo que pueda por sus hijos para que tengan una vida mejor. Si alguien les ofrece un techo y una cama, como yo, acéptelo. Luego ya volverán"

Ante tal acoso, la familia decide irse. Pero la actriz, continúa persiguiéndolos y acusándoles de "traficar con niños" y "acabar con la cultura árabe". "No me iré hasta que no me lleve a los niños. Ahora sé quiénes sois, termina por decir. Finalmente, la actriz aparece llorando, afirmando estar "en estado de shock" y tener "mucho miedo" después de que el móvil terminara en el suelo tras un forcejeo con la madre.

Sales de una guerra, acabas durmiendo en las calles de Los Ángeles y Lindsay Lohan, tras salir de una discoteca, intenta quitarte a tus hijos. What a time to be alive.