Esta semana, Apple ha anunciado el lanzamiento de sus nuevos productos. Se tratan de unos nuevos iphone, que destacan principalmente por tener la pantalla más grande. 

Sin embargo, esta noticia ha generado malestar entre ciertos grupos feministas. Éstas no han dudado en criticar estos modelos porque son "demasiado grandes para las manos de una mujer". Caroline Criado Perez así lo ha reconocido al Daily Telegraph, al asegurar que no entiende porque Apple diseña móviles sin pensar en el cuerpo de las mujeres, pese a que éstas "compran más Iphone que los hombres". 

Zeynep Tufekci, escritora del New York Times, también se ha sumado a esta crítica. 

Idéntico argumentario ha seguido Sophie Walker, del Partido para la Igualdad de las mujeres, quien ha criticado a Apple por dejar "las necesidades de las mujeres" en un "segundo plano". "Los chicos de Apple están obsesionados con el tamaño, pero a veces el rendimiento también importa", ha sentenciado Walker

Una crítica sin fundamentos 

No obstante, los nuevos diseños de móviles en realidad no son más grandes que los del año pasado, aunque las pantallas sí que son de mayor dimensión. La clave de este cambio es que la compañía ha decidido suprimir los bordes, lo que ha conllevado paralelamente un aumento de la pantalla.