Miles de aficionados bajan por Castellana hacia Cibeles para celebrar la Eurocopa 2012.