Como casi todo en este país, la política también entra de llena en el campo de las nuevas tecnologías. Es mucho el prestigio y más el dinero, o viceversa, que está en juego. Por eso, en los estertores del Mobile World Congress de Barcelona, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, lanzó una especie de campaña en Twitter que parecía toda una declaración de intenciones. 

Al margen de polémicas, y sin saber cómo funcionaria en la capital, lo cierto es que en la Ciudad Condal lo hace y muy bien. Sobre la controversia, el director general de Fira Barcelona, Constantí Serrallonga, rechazó la posibilidad de que la cita tecnológica se vaya por una cuestión de movilidad, asegurando que desde este viernes ya trabajan en la edición de 2017.

Serrallonga también se felicitó por el éxito del evento, remarcando que "todas las métricas demuestran de nuevo que el congreso sigue creciendo de la mano de Barcelona". Y esto con los problemas derivados de las huelgas vividas estos días en el transporte barcelonés.

Más visitantes

La primera de las cifras hablan de superar un récord, el de los 100.000 asistentes, lo que ha convetido esta undécima edición en "la mejor y más grande de la historia", según la organizadora GSMA. Esto significa un incremento del 6% sobre las previsiones iniciales. La feria ha reunido a unas 2.200 empresas de todo el mundo y a 3.600 medios de comunicación y analistas.

Felicitaciones institucionales

Del mismo modo, la alcaldesa barcelonesa, Ada Colau, a pesar de que con su llegada al Ayuntamiento se especuló con un 'no respaldo' al congreso, calificó este jueves de "un gran éxito" la última edición del MWC, mientras que el conseller de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, remarcó que la Generalitat quiere que este evento "continúe" en Barcelona muchos años más.

Según GSMA, los cuatro días de conferencias y exhibiciones han llamado la atención de ejecutivos de todo el mundo y de las operadoras de móviles más influyentes, compañías de software, proveedores de equipos, compañías de Internet y otras de sectores como el automóvil, las finanzas o la sanidad. Los datos hablan por si solos. Aproximadamente el 55 % de los asistentes de este año han sido altos cargos directivos, incluyendo más de 5.000 consejeros delegados.

Capital del móvil

Erigida un año más en la capital mundial del móvil, Barcelona ha sido el mejor escaparate de las grandes compañías para mostrar al mundo sus últimas novedades.

Samsung, por ejemplo, ha llevado al Mobile su nuevo y esperado Galaxy S7, más potente y resistente al agua, mientras que LG ha sorprendido con el terminal modular G5 y la china Huawei ha arrancado su andadura en el negocio del ordenador personal con Matebook, un híbrido de tableta y PC.

La tecnología móvil de quinta generación (5G) ha centrado debates, presentaciones y demostraciones en este congreso, en el que ha irrumpido con fuerza la realidad virtual, que ha ganado terreno a los dispositivos 'ponibles', aquellos que una persona puede llevar puestos, como relojes o pulseras inteligentes.

Tras el rotundo éxito de esta edición, GSMA ha anunciado ya la fecha de celebración del Mobile World Congress 2017, que será del 27 de febrero al 2 de marzo en el recinto ferial de Gran Vía. Salvo cambios de última hora está previsto que la ciudad de Barcelona acoja el MWC hasta el año 2023.