Las cucarachas cyborg pueden ser un aliado en situaciones de emergencia (Foto: Eric Whitmire/The University of North Carolina) Las cucarachas cyborg pueden ser un aliado en situaciones de emergencia (Foto: Eric Whitmire/Univ. of North Carolina)



Que la tecnología avanza que es una barbaridad es casi el pan nuestro de cada día. En unas ocasiones, a lo largo de la historia, esos adelantos se han utilizado para fines poco solidarios o, directamente, bélicos. Por fortuna, en la actualidad la evolución tecnológica tiene un uso cada vez más frecuente de auxilio al ser humano, por ejemplo, en el campo de la medicina.

Ahora, la Universidad Estatal de Carolina del Norte, en Estados Unidos, ha avanzado en una investigación que inició hace unos años y ha creado las cucarachas cyborg, a las que otorga el nombre de BioBots. Gracias a esto, los animales pueden ser utilizados como avanzadilla en un hipotético desastre con el objetivo de ayudar a localizar a supervivientes.

El sonido es fundamental
Los investigadores de este centro universitario americano han desarrollado la tecnología necesaria para que las BioBots puedan recopilar los sonidos a través de minúsculos micrófonos y, a continuación, buscar la fuente del sonido. Sin duda, se trata de un avance importantísimo que puede ser de gran utilidad para el personal de emergencia en situaciones de, por ejemplo, un desastre natural en el que se presupone la existencia de supervivientes.

Al hilo de esto, el doctor Alper Bozkurt, profesor asistente de Ingeniería Eléctrica e Informática en la mencionada universidad y autor principal de varios artículos sobre esta investigación, ha asegurado que “en un edificio derrumbado, el sonido es la mejor manera de encontrar a personas con vida”.

Mochilas electrónicas
Precisamente, para completar la tarea, estas cucarachas cyborg están dotadas de mochilas electrónicas. A través de ellas se pueden controlar los movimientos de los insectos. El equipo de trabajo de Bozkurt ha desarrollado dos tipos de mochilas.

Uno de los datos más destacados de este avance tecnológico tiene que ver con los algoritmos desarrollados por los investigadores. Estos permiten analizar el sonido para localizar su fuente y, en consecuencia, dirigir a la cucaracha hasta allí. El equipo de investigación también ha desarrollado algoritmos que analizan el sonido de la matriz de micrófonos para localizar la fuente del sonido y dirigir la biobot en esa dirección.

Según informaron desde la Universidad, las pruebas que se han llevado a cabo han obtenido resultados positivos, como se puede ver en este vídeo.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=oJXEPcv-FMw[/youtube]

 

En palabras de Bozkurt, “el objetivo es utilizar las BioBots con micrófonos de alta resolución para diferenciar entre los sonidos que son importantes - como la gente pidiendo ayuda -a partir de los sonidos que no tienen importancia, como un tubo de escape”.

El siguiente paso es sumar este trabajo con otros realizados por diferentes investigadores y convertir estas cucarachas cybor en potentes herramientas para la búsqueda de personas en zonas de desastre.