Los más de 600 alumnos españoles de 34 centros de diferentes comunidades autónomas que participan en el proyecto 'Samsung Smart School' han mejorado sus competencias digitales, lingüísticas y de aprendizaje gracias a la aplicación didáctica de tecnología y herramientas digitales, según un estudio presentado por la empresa este viernes en Madrid y elaborado por la investigadora Mar Camacho.

En concreto, el alumnado entre 10 y 12 años que participa en este proyecto desarrollado junto al Ministerio de Educación y Formación Profesional ha aumentado en los dos últimos cursos un 13% en competencia lingüística, un 14% en la competencia de aprender a aprender y un 24% en competencia digital.

Según ha destacado Mar Camacho, se trata de un informe "pionero", puesto que no existe “en la literatura científica actual estudios similares con este alcance que aborden en profundidad el impacto de la tecnología en el desarrollo educativo".

“Ejercicio valioso”

Al acto de presentación, celebrado en el Museo Arqueológico Nacional, ha acudido el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana, que ha calificado el estudio como un "ejercicio valioso y productivo" para construir políticas educativas basadas en evidencias. "A veces en educación basamos los debates en prejuicios y no en datos contrastados", ha lamentado el 'número dos' del ministerio dirigido por Isabel Celaá.

El proyecto 'Samsung Smart School', que ha supuesto una inversión de casi seis millones de euros durante los últimos cinco años, ha logrado sumar a más de 600 profesores, y han participado un total de 4.000 alumnos en 108 aulas de 34 centros educativos españoles.

Cultura digital

Además, los centros que forman parte del proyecto han introducido novedades sobre "la cultura digital" de su centro, con la creación de aulas singulares destinadas a la realización de actividades para el aprendizaje en la era digital.

Asimismo, el alumnado ha aprendido a buscar y seleccionar información en la red, así como a aumentar sus conocimientos sobre cómo preservar los derechos de autor y conocer los riesgos y amenazas que comporta el mundo virtual. "En definitiva, hacer un uso creativo de la tecnología ante los problemas", han indicado desde Samsung.