La capacidad de ahorro de las familias españolas está bajo mínimos y es la más baja en la última década. Si se excluyen las familias que no pueden llegar a fin de mes, y que son muchas, aquellas que cubren gastos  ven como cada vez pueden ahorrar menos si es que ahorran. La devaluación interna aplicada por el Gobierno de Rajoy con una drástica bajada de salarios y una brutal subida de impuestos, no deja margen para el ahorro ni para que se relance el consumo que, aunque repunta en Navidad y rebajas, sigue reflejando un crecimiento muy tímido.

Menos capacidad de ahorro que en 2013
Según los datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro cayó diez puntos en el tercer trimestre de 2014 respecto al trimestre anterior, con lo que se situó en el 4,4% de su renta disponible. Además se redujo también en comparación con el mismo trimestre de 2013 en casi dos puntos, del 6,2% al 4,4%. Según el INE el ahorro bruto en el tercer trimestre de 2014 ascendió a 7.131 millones de euros, frente a los 9.879 millones del mismo trimestre de 2013. La tasa de ahorro de la familias se situó a finales de septiembre de 2013 en el nivel más bajo desde 2007.

Las Administraciones Pública reclaman menos financiación
El INE ha facilitado también los datos de  financiación de las administraciones públicas que, en el tercer trimestre de 2014, registraron una necesidad de financiación de 3.017 millones de euros, de los que 767 millones se correspondieron a aportaciones de capital a instituciones financieras. La necesidad de financiación es un 62,4% menos que en el mismo período 2013, cuando ascendió a 8.029 millones de euros.