Sarkozy y Merkel se reunirán esta tarde en Cannes, donde se celebra el encuentro del G-20, con Papandreu, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y los representantes de las instituciones de la UE.

Un desembolso "inimaginable"
La ayuda de 8.000 millones de euros, que corresponde al sexto tramo del primer rescate aprobado en mayo de 2010, fue aprobada el 21 de octubre por los ministros de Economía de la eurozona tras varios retrasos por la resistencia de Atenas a aplicar los recortes exigidos. Estaba previsto que se desembolsara a mediados de noviembre. La decisión de Papandreu de someter a referéndum el plan de rescate hace "inimaginable" pagar esta ayuda.

Salida del euro
El mensaje que quieren transmitira es el de que, si como parece sigue adelante con los planes de consulta, acelere al máximo los plazos y la convoque para enero o incluso ya en diciembre. Asimismo, los líderes europeos pedirán al mandatario griego que pregunta a los ciudadanos griegos si desean salir del euro. Así, el problema no será ahora el de una UE paralizada incapaz de resolver sus problemas sino el de un país que rechaza la salida que se le ofrece. "No podemos impedir que los griegos se suiciden", afirma un diplomático francés citado por 'Le Monde'.

Ejemplo de Zapatero
En cuanto al riesgo de contagio a Italia y España de una posible salida de Grecia de la eurozona, Francia le resta importancia. "El contagio ya está aquí. Para tener una pequeña idea de lo que provocaría la quiebra de Grecia no hay más que mirar a los mercados", señala un responsable galo. Según 'Le Monde', los líderes europeos hubieran preferido que Papandreu actuara como el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que tomó medidas difíciles y adelantó las elecciones.