El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, no solo ha provocado el estallido del escándalo de corrupción más grave de la historia del PP y de la democracia con su supuesta contabilidad B en la que reflejaba pagos con dinero negro a altos cargos del partido durante años, sino que además ha dejado a su partido como mentiroso y a su secretaria general, Dolores de Cospedal, en ridículo. Desde el PP y desde el Gobierno se hartaron de repetir que Bárcenas había dejado el PP en 2010 y resultó que era falso. Primero fueron incapaces de explicar cómo alguien que no tenía relación con el partido mantenía despacho, secretaria y coche oficial y luego  hicieron el ridículo intentando explicar por qué Bárcenas había seguido cobrando del PP hasta hace menos de un mes. La famosa "indemnización en diferido" ha pasado ya a los anales del periodismo. Bárcenas contraatacó demandando al PP por despido improcedente. Y además se apuntó al paro. Y puede ganarle la demanda al PP.

La Ley lo posibilita
Así lo cree el secretario general de UGT, Cándido Méndez, quien preguntado esta mañana por la demanda presentada por Bárcenas ha explicado que puede ganarla si no ha habido un acuerdo entre las partes (para la rescisión de contrato) y si ha estado dado de alta como empleado del PP en la Seguridad Social hasta el 31 de enero. Cándido Méndez ha insistido en que la Ley "posibilita que pueda demandar e incluso que pueda ganar" la demanda por despido improcedente.

Y podrá cobrar el paro
Pero además Luis Bárcenas podrá cobrar el subsidio de desempleo "si él demanda, se le reconoce una situación legal de desempleo y tiene cotizaciones, podría solicitar" cobrar el subsidio. Para Cándido Méndez "sería una situación estrambótica" y "una paradoja" que alguien que ha reconocido tener 38 millones de euros en una cuenta en Suiza solicitara cobrar el paro.

Se enteró por la prensa
En su demanda, Bárcenas sostiene que trabajó para el PP como asesor desde marzo de 2010, justo cuando abandonó su puesto de tesorero hasta el pasado 31 de enero, cuando fue dado de baja sin su consentimiento. Durante ese tiempo, percibió "21.300,08 euros brutos al mes, incluido el prorrateo de las pagas extraordinarias", según recoge El País. Por si fuera poco varapalo para Génova, que ha dicho por activa y por pasiva que hubo un pacto con él para finiquitar su relación laboral, asegura que se enteró de su despido por la prensa. Así, tras las noticias aparecidas en los medios, comprobó que el pasado mes de enero le habían dado de baja en la seguridad social, coincidiendo, además, con el día en que El País publicó la supuesta Caja B del PP.