En rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, Rubalcaba ha sido tajante al señalar que "no se puede pasar de 4.000 a 23.000 millones en dos semanas" y ha preguntado "¿qué ha pasado aquí?". El líder socialista ha insistido en reclamar las comparecencias urgentes en el Congreso del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, de los gestores de la entidad como Rodrigo Rato, Miguel Blesa y José Antonio Olivas, y del Gobierno. Quiere que lo hagan en el Congreso, porque "es la sede de la soberanía nacional y es dinero de todos".

Ampliar el diálogo a educación y sanidad
Rubalcaba ha planteado al Gobierno una serie de condiciones para que su partido apoye la nueva reforma financiera, al considerar que ha generado incertidumbre, que podría producir una restricción crediticia y una concentración excesiva y que no queda garantizado que vuelvan a las arcas públicas todo el dinero que se inyecte. El dirigente socialista quiere que el diálogo se amplíe a otros temas, entre los que se incluya sanidad y educación.