El esfuerzo medio económico que requiere comprar una vivienda en España tiene variaciones en función del municipio en que se realice la compra. Según un estudio realizado por Idealista, Marbella (Málaga) es el lugar donde los residentes tendrían que hacer un mayor esfuerzo a la hora de adquirir una vivienda, ya que deben destinar a la compra 35,1 años de renta familiar.

Por encima de los 30 años de renta está también el municipio madrileño de Alcobendas, donde se sitúa la conocida urbanización de La Moraleja (31,8 años). Le siguen Castelldefels en Barcelona (22,2 años), San Sebastián de los Reyes en Madrid (18,8 años), Barcelona (18,6 años) y Pozuelo de Alarcón (18,5 años).

Por debajo de los 18 años de esfuerzo necesario se encuentra Sant Cugat del Vallès en Barcelona (17,7 años), Madrid (17,1 años), Palma (15,9 años), Benalmádena en Málaga (14,8 años), Cerdanyola del Vallès en Barcelona (13,9 años) y San Sebastián (13,7 años). La lista de los 15 primeros se completa con las localidades malagueñas de Fuengirola (13,4 años) y Málaga (12,8 años), seguidas por El Puerto de Santa María en Cádiz (11,7 años).

 Los 25 municipios españoles con mayor años de renta para una vivienda  

En el lado opuesto, encontramos Ferrol, A Coruña y Manresa en Barcelona, los municipios donde menor esfuerzo se requiere para comprar una vivienda: 3,9 años de renta familiar. Le siguen los municipios alicantinos de Elda (4 años) y Alcoy (4,1 años), además de la ciudad de Lleida (4,1 años también).

Con tasas de esfuerzo inferiores a los 5 años están Talavera de la Reina en Toledo (4,2 años), Ponferrada en León (4,5 años), Avilés en Asturias (4,5 años) y Cuenca (4,6 años). Linares en Jaén (4,7 años) también se sitúan bajo ese umbral, como Mérida en Badajoz (4,7 años), Torrelavega en Cantabria (4,8 años) y Ciudad Real (4,8 años).

 Los 25 municipios españoles con menor años de renta para una vivienda  

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, “los datos muestran que en las zonas en las que las rentas de las familias son más elevadas el precio de la vivienda presiona también al alza”. Sin embargo, en alguna zona turística “el nivel de precios no es acorde a las rentas que generan sus habitantes” y es debido a que interesan a “todo el mundo” ya que son "viviendas de segunda residencia"