Los resultados de tal encuesta no pueden asombrar más que a los ignorantes y a los populares a machamartillo. El nuevo Gobierno ha comenzado muy mal su tarea. Apenas nada de lo que nos habían dicho hasta la saciedad era cierto. La consigna principal que difundían los pregoneros de Rajoy fue, a lo largo de los tres primeros años de crisis, que si José Luis Rodríguez Zapatero abandonaba la Presidencia del Ejecutivo, la situación cambiaría pronto y positivamente. Y eso no ha sido así ni mucho menos.

 Factor de carácter letal
La crisis, para desgracia de la ciudadanía en general, no era un invento de Zapatero, sino un factor de carácter letal. Se fue de facto Zapatero, le sucedió oficiosamente Rubalcaba y la crisis no frenó por ello su expansión económica y financiera, que nos  conducía al cataclismo. Rajoy sabía, como es lógico, que el turno le iba a tocar enseguida.

El mayor enemigo de los impuestos
Se empeñó,  no obstante, en no soltar prenda de cuáles eran sus medidas. De pronto se encontró con una de las estremecedoras tormentas de la crisis, y él recién llegado a La Moncloa. El batacazo es conocido. Impuestos a toda velocidad a cargo del, en teoría, mayor enemigo de los impuestos, llamado Rajoy.

La “herencia” de los socialistas
Ayer, por lo que afirma Soraya Sáenz de Santa María, convino el Gobierno en encontrar la coartada para sus recetas –probablemente erróneas- en la “herencia” que nos han dejado los socialistas. Con semejante herencia, vamos al abismo. ¿Pero no era el coro del PP el que cada dos por tres anunciaba que este país andaba camino de la quiebra y otras lindezas? ¿Qué herencias pensaban encontrar Rajoy, Soraya y el Gran Guindos?

Patriotas satisfechos
También van a jugar con el control previo de los presupuestos de las autonomías. O sea, por fin, una medida centralizadora para satisfacción inmensa de los patriotas genoveses y la FAES, claro. Las Comunidades, pues, bajo sospecha. ¿Y por qué no tomó Rajoy el control previo de los dineros de las autonomías, ahora que son casi todas del PP?

Campaban a sus anchas
¿Y por qué no abrió Rajoy una severa investigación en comunidades como la de Valencia, donde el despilfarro y los chorizos gürtel  campaban a sus anchas con Paco Camps/te quiero un huevo? ¿Y Murcia? ¿Y Madrid?

Enric Sopena es director de ELPLURAL.COM