Contra todo pronóstico dos de las comunidades del PP, Extremadura y Castilla y León, se rebelaron y se abstuvieron en la votación. No fue la única brecha, Galicia votó sí perocon críticas.

El diario El Mundo, que ha tenido acceso a la transcripción del encuentro, desvela cómo Montoro replicó a las comunidades protestonas que no había ningún tipo de flexibilidad posible. Cumplir con el objetivo de déficit, aseguro,  “es la obligación, clara, clarísima obligación”.

Tras ello les instó a comportarse como si estuviéramos fuera de la peseta: “Por tanto, no sé dónde ven ustedes el margen, la verdad (...). La prima de riesgo país está en niveles muy previos al euro, es decir, estamos como si realmente no fuéramos miembros del euro y tenemos que pagar un coste por nuestra financiación que aplasta la recuperación económica de España y, por supuesto, desequilibra nuestro presupuesto. Pero, insisto, esto lo deben tener todos no digo ya en la mesilla de noche, pero sí grabado. No hay margen”.

Ante las réplicas de Cataluña, Andalucía, Baleares y Murcia, que reclamaron mayor flexibilidad, el ministro insistió en que no: “Les haríamos un flaco favor facilitando un déficit mayor cuando lo que no tienen es acceso a los mercados”.

Según el relato de El Mundo las consejeras populares de Galicia, Elena Muñoz, y de Castilla y León, Pilar del Olmo, fueron especialmente críticas. Esta última comparó a Montoro con la etapa de Elena Salgado: “Como entonces, se nos pide el esfuerzo de aprobar un objetivo muy exigente sin conocer en absoluto cuáles son las entregas a cuenta del modelo de financiación (…). Es, por tanto, muy difícil que en estos momentos, siendo responsable, pueda comprometerme a cumplir”.

El ministro respondió con arrogancia: “No le quepa ninguna duda de que hoy, aquí, se van a comprometer (…). Para eso estamos nosotros en el Gobierno de España, para que se cumpla”.

Este martes vuelven a verse las caras. Mariano Rajoy se vio ayer con los presidentes autonómicos del PP para allanar el camino y lanzar un mensaje de unidad. No quiere que vuelva a repetirse el espectáculo del pasado día 12.

La reunión, además, se produce después de que Cataluña, la Comunidad Valenciana y Murcia hayan anunciado su intención de adherirse al Fondo de Liquidez Autonómico, creado recientemente por el Gobierno y dotado con 18.000 millones de euros y que despiertan recelos en Europa dado que no se sabe de dónde van a salir.