La directora de relaciones laborales de la patronal de las pymes, Cepyme, Teresa Díaz de Terán, ha pedido que se adelante en el tiempo la implantación total de la reforma de las pensiones de 2011, que suponía ampliar la edad de jubilación progresivamente de forma que llegará a los 67 años en 2027.

Durante su intervención ante la Comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, la representante de Cepyme ha propuesto profundizar en dicha reforma, que, a su juicio, tiene un periodo de implantación amplio, y así evaluar el impacto económico que tendría acortar dicho periodo de tiempo.

Lo que proponía la reforma de 2011
La reforma de 2011 ampliaba desde los 35 hasta los 38 años y 6 meses los años de cotización necesarios para acceder a la jubilación a los 65 años y lo hacía de manera progresiva (3 meses por año), así como el paso de la edad de jubilación de los 65 a los 67 años desde 2013 hasta 2027 (1 mes por año hasta 2018 y 2 meses en adelante).Asimismo, establecía una ampliación del cómputo para calcular la base reguladora de la pensión, de 15 a 25 años (a 1 año más desde 2013 a 2022), si bien Díaz de Terán ha indicado que lo deseable sería que se tuviera en cuenta toda la vida laboral. "No planteo reducir las pensiones, pero estoy segura de que los números no salen y las pensiones que se están pagando ahora no serán posibles el día de la mañana, sobre todo, las más altas", ha afirmado Teresa Díaz de Terán.

La ejecutiva de Cepyme ha propuesto separar las bases de cotización, de manera que la Seguridad Social deje de financiar las tarifas planas y las reducciones de cuotas sociales, así como las de los regímenes especiales agrario y de empleadas del hogar.

Pensiones de viudedad
En la línea del Partido Popular, Díaz de Terán ha defendido la revisión de algunas prestaciones, cuya financiación, en su opinión, ha de pasar al Estado, como las pensiones de viudedad, así como el complemento a la natalidad de las pensiones de jubilación incluido dentro de un plan integral a la familia, que "ha sido sufragado con cotizaciones sociales".
No obstante, ha defendido la necesidad de esta compensación por natalidad, pero ha sugerido que se convierta en un complemento por maternidad que no esté sufragado por empresas y trabajadores.

La representante de la patronal ha añadido como otras "patas a tocar", la ampliación de las bases medias de cotización del régimen especial de trabajador autónomo (RETA) al mismo ritmo que las del régimen general, ya que ambos "han de converger tanto en derechos como en contribuciones".

Planes de pensiones
La directora de Relaciones Laborales de Cepyme ha abogado también por mejorar la coordinación con las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social, así como por impulsar los sistemas de previsión social, que "deben ser complementarios y libres".En este sentido, ha incidido en los planes de pensiones de empleo y ha considerado que su impulso depende de que sean poco costosos y sencillos de gestionar, para que se puedan implantar en pymes, y con una "fiscalidad interesante".