La prima de riesgo, que ha llegado a moverse en los 542 puntos en una jornada muy tensa para la deuda española y marcada por los rumores, se ha situado finalmente en 539 puntos al cierre del mercado de deuda secundaria, sumando así 30 puntos respecto a la sesión. Los bonos españoles a diez años alcanzaron así una rentabilidad del 6,66 %, muy por encima del 6,45 % con el que cerró ayer, aunque sin alcanzar todavía los máximos de noviembre. Sin embargo, el diferencial de la prima, que se mide en referencia al bono alemán, crecía porque éste sigue bajando y se mueve en mínimos históricos.

Jornada de desmentidos y de negativas de Alemania
La prima de riesgo empezó la sesión con fuertes subidas después de que el diario británico Financial Times asegurara que el Banco Central Europeo (BCE) había prohibido a España pagar con deuda pública la ampliación de capital en BFA-Bankia. Estas informaciones han sido desmentidas tanto por el ministro de Economía, Luis de Guindos, como por el propio BCE y ambos han coincidido en apuntar que el Gobierno no ha presentado ningún plan de recapitalización para Bankia, por lo que no ha podido ser rechazado. Aunque la Comisión Europea ha propuesto que el fondo europeo de rescate pueda recapitalizar directamente la banca, sin tener que hacerlo a través de los gobiernos como ahora, y avanzar hacia una "unión bancaria" en la eurozona, Alemania se ha opuesto tajantemente a esta posibilidad, y con ese geste la prima de riesgo española ha vuelto a su senda ascendente.

Por encima del rescate de Portugal
La prima de riesgo italiana, que cerró en 467 puntos, también ha sufrido aunque se mantiene por debajo de los niveles españoles, cuando hace apenas unos meses era al revés y el país transalpino era el más castigado por los mercados. La prima de riesgo española se mueve en niveles de rescate, y es que Portugal y Grecia fueron intervenidas en los 537 y 578 puntos respectivamente.

Otro mínimo de la Bolsa
Además, la bolsa española bajó hoy el 2,58 por ciento y registró otro mínimo anual en 6.090 puntos, afectada por la caída de los mercados internacionales, las ventas en el mercado de deuda y el retroceso de los grandes valores.