La promotora residencial encargada de levantar un proyecto urbanístico cercano al pinar de Sancti Petri repoblará la zona con una batería de iniciativas hasta llegar a un incremento del 280% de la masa arbórea existente actualmente, lo que supone un hito en repoblaciones forestales en esta línea en España y persigue ser un modelo a replicar en áreas similares del país.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Chiclana contempla un límite máximo de retirada del 30% de la masa arbórea en parcelas destinadas del entorno de Sancti Petri y la empresa no llegará a agotar ese porcentaje permitido, además de plantar cuatro árboles nuevos por cada uno de los que retirará, entre otras medidas, que supondrán un volumen aproximado de 1.350 nuevos árboles.

En declaraciones al Diario de Cádiz, la delegada de Urbanismo de Chiclana, Ana González, subrayó la legalidad del proyecto urbanístico, una parcela de titularidad privada que está calificada como suelo urbano desde hace más de 20 años.

La reforestación contempla el trasplante de todas las especies arbustivas afectadas por las zonas de construcción, que suponen unos 150 arbustos; la protección de todas las zonas de dehesa no afectadas por la construcción, así como la plantación de arbustos para mejora de la dehesa en más de 8.000 metros cuadrados, una media de tres unidades por metro cuadrado.