En España hay 1.656.000 viviendas, entre nuevas y de segunda mano, sin vender según los datos del 'Anuario Estadístico del Mercado Inmobiliario Español' elaborado con la consultoría RR de Acuña y Asociados. La cifra que arroja este anuario triplica la estadística oficial del Ministerio de Fomento, porque ésta solo tiene en cuenta las viviendas nuevas y cifra el parque de viviendas de nueva construcción vacías en 535.734 en 2014. El enorme 'stock' de viviendas vacías que hay en España sigue siendo un lastre para el sector, a pesar de los titulares engañosos que hablan de recuperación. El precio de la vivienda ha subido un 4% respecto al 2014 pero es que la caída del precio acumulada desde 2008 es de un 48%.

Herencias y daciones en pago
Hay dos variables que ahora se han de tener en cuenta según el Anuario de Acuña y asociados, las daciones en pago a los bancos y las herencias, factores que incrementan el stock de viviendas disponibles o a la venta. Los bancos se seguirán quedando con viviendas por impago de hipotecas de forma significativa durante los dos próximos años y a partir de ahí la cifra comenzará a reducirse paulatinamente, sin embargo aumentarán las herencias dado que la primera generación de españoles que consiguió tener un casa en propiedad está ya en los 70 años.
Del 1,6 millones de viviendas sin vender 668.000 están en áreas metropolitanas, 331.000 en las costas y 657.000 en el resto de zonas sin demanda (interior, rurales) .

Salida asimétrica
Los datos reflejan que la leve recuperación del sector va por zonas y por barrios. Hay provincias y ciudades españolas en las que se calcula que el stock se acabará en menos de 1 año, otras en 2,5 años, en 5 años, en diez o nunca. Concretamente el anuario sostiene que hay 657.000 viviendas que tienen muy difícil venta y que en algunos casos nunca encontrarán comprador. Suelen estar ubicadas en zonas rurales donde las posibilidades de empleo son muy pequeñas y el envejecimiento de la población muy elevado.
Sin embargo en el centro de las ciudades, donde se calcula que hay 668.000 viviendas sin vender, se cree que el stock desaparecerá en 4 o 5 años. Pero también las ciudades presentan diferencias entre ellas, así por ejemplo hay barrios de Madrid donde ya se ha liquidado el stock y hay demanda de vivienda, mientras que en la periferia madrileña hay aún mucho stock. Las provincias donde antes se liquidará el parque de viviendas a la venta son  precisamente Madrid, Asturias, Badajoz y Navarra. En doce provincias (Lugo, León, Zamora, Palencia, Huesca, Teruel, Castellón, Murcia, Cádiz, Toledo, Cuenca y Ciudad Real) comenzará a liquidarse el parque de viviendas en venta entre 6,5 y 10 años.

La costa vendería stock en 5 años
De las 331.000 de viviendas a la venta en la costa española también las perspectivas son muy distintas, así el anuario considera que las provincias de Gerona, Alicante, Málaga y Huelva son las provincias donde antes se terminará el stock, con unos plazos de entre 2,5 y 3,5 años. Tarragona y Valencia tienen los plazos más largos, de hasta 5 años. Durante 2014 se vendieron 66.000 viviendas en las zonas de playa con gran demanda de compradores extranjeros y, de mantenerse este ritmo el stock se terminaría en 5 años.

Estabilidad de precios
Sobre la caída de precios de la vivienda no hay consenso, la sociedad de tasación Tinsa habla de una caída del 48% desde el 2008 mientras que RR de Acuña y Asociados lo cifra en el 32% de media, en todo caso se trata de una bajada de precios muy brusca y acusada y ahora se habla de estabilización de precios, lo que se traduciría que no se verán las cantidades astronómica de 2006, 2007 y 2008 ni las depreciaciones salvajes de 2012 y 2013.