La supuesta estrategia de precios bajos impulsada durante el año pasado por Dcoop, la mayor cooperativa de aceite de oliva y primer productor de España, que controla cerca del 20% del mercado -según fuentes del sector- es la causante directa de la drástica reducción de ingresos que ha sufrido en el ejercicio de 2018, según indican las mismas fuentes. Dcoop ha facturado 966,9 millones de euros en el conjunto de sus operaciones, un 10,4% menos, con lo que baja de los 1.000 millones, cota que había superado en 2016 y 2017, año récord con 1.080 millones de euros, según los datos facilitados en su Asamblea General Ordinaria. En el negocio del aceite la caída ha sido del 20%, al pasar de 715 millones a 568 millones en el año 2018. Todos los negocios de Dcoop crecen excepto el aceite de oliva.

Fuentes del sector aceitero señalan que durante todo el año Dcoop ha mantenido una estrategia de inundar el mercado con producto a bajo precio, fomentando la banalización del producto en el segmento de marcas blancas, que ha convertido el aceite de oliva en un producto reclamo de las grandes superficies comerciales.

La caída de la facturación en el negocio aceitero de Dcoop se ha visto afectada igualmente por sus actividades en el mercado norteamericano, señalan estas fuentes. Dcoop tiene el 50% de la sociedad Pompeian, que lleva dos años arrasando a la baja los precios del aceite de oliva en Estados Unidos, un mercado Premium acostumbrado a pagar precios altos por aceite de calidad y que es altamente rentable para operadores españoles e italianos.

Preocupación en el sector

La estratega de Dcoop de vender a cualquier precio para lograr grandes volúmenes está afectando a los agricultores de sus cooperativas asociadas, que reciben igualmente precios muy bajos por sus cosechas. Fuentes del sector señalan que durante 2018 Dcoop pagó en torno a los 2,8 euros por kilo de aceite a sus socios cooperativistas, mientras que otras cooperativas olivareras relevantes pagaron por encima de los tres euros.

De cara a lo que ocurra en 2019, una buena parte del sector olivarero está preocupado por los posibles aranceles que imponga Estados Unidos a la importación del aceite de oliva europeo. Ya hay en estudio una propuesta del Alto Representante de Comercio de Estados Unidos en este sentido dentro de la guerra comercial originada por las ayudas comunitarias a la fabricación de aviones civiles.

Las citadas fuentes indicaron que Pompeian está maniobrando para lograr que unos hipotéticos aranceles afecten sólo a las importaciones de productos envasados y no a los graneles, que es precisamente la base de su negocio. Añadieron que entre agricultores, cooperativas, envasadores y comercializadores de aceite de oliva en España esta actitud de Dcoop/Pompeian se considera de total deslealtad con el resto del negocio aceitero al proponer opciones que sólo a ellos benefician.

Es algo similar, añadieron, a lo que han hecho para esquivar los aranceles a las importaciones de aceitunas negras españolas, cuando tomaron el 20% de la sociedad norteamericana Bell Carter con la intención de suministrarle aceituna cruda a granel española para su elaboración en Estados Unidos. Los fabricantes de aceituna de mesa españoles se han quedado sin mercado en Estados Unidos y sus actuaciones colectivas de defensa se han visto boicoteadas por la acción individual de Dcoop de exportar aceitunas crudas, concluyeron.

Dcoop niega tener ninguna estrategia de bajar precios

La cooperativa olivarera, sin embargo, niega tajantemente estas afirmaciones. Dcoop, afirman, no tiene ninguna estrategia de bajar precios y, recuerdan, es una cooperativa compuesta por 75.000 familias de agricultores "cuyo objetivo es vender al mayor precio posible sus productos", por lo que no tendría sentido hacer una estrategia de bajos precios.

Según han explicado fuentes de la cooperativa a ElPlural.com, la bajada en la facturación del precio del aceite viene dada por las "cotizaciones del mercado debido a la gran cosecha". Todas las empresas del sector, afirman, han bajado facturación porque el precio del aceite ha descendido desde el año pasado, por lo que no es algo que afecte solo a Dcoop sino a todas las empresas, y "por supuesto no se debe a ninguna estrategia", recalcan.

Dcoop, añaden, no tiene una cuota del 20% del mercado, así como desmienten quehayan pagado a 2,8 el kilo de aceitunas. Con respecto al mercado estadounidense, matizan que "no es verdad que Pompeian esté arrasando a la baja el precio del aceite en Estados Unidos". Y niegan estar maniobrando para aprovecharse de la politica arancelaria de Trump. "Dcoop se opone rotundamente a cualquier arancel de cualquier producto porque merma las tan necesarias exportaciones, por lo que no es cierta la sugerencia de que a Dcoop/Pompeian le interese la imposición de aranceles", han declarado a este diario.

Por último, desde la cooperativa expresan desconocer quienes son las fuentes del sector que han informado en sentido contrario y sugieren que son filtraciones interesadas, que buscan desprestigiarles de cara a sus competidores.