No obstante, el organismo supervisor advierte de que estas tasas deben considerarse "con mayor cautela de lo habitual" por las diferencias que puedan surgir debido a los cambios de cálculo con los que el Instituto Nacional de Estadística (INE) elaborará sus estimaciones.

Menos inversión en construcción y descenso del gasto público
El Banco de España achaca el estancamiento a una caída más intensa de la demanda nacional, que retrocedió el 0,7 %, lastrada por la contracción de la inversión en construcción y por el intenso descenso del gasto público. El gasto de las administraciones públicas se contrajo sustancialmente en el tercer trimestre, debido al recorte en empleo público y, sobre todo, de las compras netas, en línea con los planes de austeridad presupuestaria.

Las exportaciones
El consumo de los hogares siguió mostrando "cierta atonía", ya que sólo avanzó una décima entre julio y septiembre. Por el contrario, el sector exterior aportó ocho décimas al crecimiento trimestral, dos décimas más que en el periodo abril-junio, por el empuje de las exportaciones de bienes y de turismo. El supervisor destaca el dinamismo de las exportaciones de bienes de equipo e intermedios no energéticos, frente a la ralentización de las ventas de bienes de consumo, en tanto que las exportaciones de servicios turísticos mantuvieron un fuerte crecimiento en los meses de verano

Disminución del empleo
El empleo disminuyó más que en el periodo anterior, al caer un 1,8 % en términos interanuales, razón por la que el crecimiento de la productividad aparente del trabajo continuó siendo alto, en torno al 2,5 %. Los incrementos salariales se mantuvieron contenidos, con lo que los costes laborales siguieron cayendo en tasa anual.

Pérdida del poder adquisitivo
La pérdida de poder adquisitivo y la desfavorable evolución del mercado de trabajo son los factores que explican la debilidad del gasto de los hogares, a los que se suman la falta de crédito y la pérdida de valor de la riqueza.

El consumo privado se recupera
El Banco de España destaca que en comparación con el año anterior el consumo privado se recupera significativamente, puesto que hace un año cayó notablemente como consecuencia de la subida del IVA en julio.

Creció la inversión en bienes de equipo
La inversión en bienes de equipo creció el 0,6 % trimestral, si bien el Banco de España subraya que el deterioro de la confianza de los empresarios y el menor uso de la capacidad productiva en la industria manufacturera podría dar lugar a un empeoramiento de la inversión empresarial en los próximos trimestres.