Del mismo modo, el ambiente general de riesgo en las inversiones, que ha alcanzado incluso a la deuda pública, hace que en 2011 el 55% de los ahorradores se autodefinan como conservadores y el 40% como moderados, cuando en 2009 el número de ahorradores de perfil conservador era sólo del 25%, con lo que aquí también se ha doblado el porcentaje.

Jubilación y ventajas fiscales
Actualmente, y aparte del 31% que dicen ahorrar para cubrir imprevistos, los otros dos principales motivos de ahorro son, por este orden, complementar la jubilación (25%) y obtener ventajas fiscales (22%). Las campañas de reformas de los sistemas públicos de pensiones emprendidas en muchos países occidentales han hecho mella también en quienes tienen la posibilidad de invertir y el complemento de la pensión futura se consolida como uno de los motivos de ahorro.

Depósitos bancarios a la cabeza
En cuanto a los productos con mayor presencia en la cartera de los ahorradores españoles, los campeones son los depósitos bancarios, que figuran como parte fundamental de su dinero ahorrado en 56 de cada cien españoles con capacidad para guardar parte de su renta. Los planes de pensiones figuran también en la mitad de las carteras de ahorro y los fondos de inversión sólo forman parte del ahorro del 25% de los españoles.