La patronal CEOE defiende que ha llegado el momento de reactivar la producción de vivienda hasta alcanzar las 150.000 unidades iniciadas al año y equiparar a España a las ratios de la UE, una normalización en la producción que supondría crear 500.000 puestos de trabajo de forma sostenida, según los empresarios.

La existencia de “stock” de vivienda no debería marcar el ritmo de producción de vivienda en España, sino que éste debería determinarse en función de la necesidad de creación de hogares, según subraya la patronal en un informe con propuestas para la recuperación del sector inmobiliario.

Durante la presentación del Informe El sector inmobiliario: propuestas para la recuperación, elaborado por el Comité de Edificación Residencial de la Comisión de Infraestructuras y Urbanismo de la CEOE, el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, ha subrayado que los agentes y las administraciones públicas deben reducir los costes de producción de vivienda. Sobre todo, teniendo en cuenta que el poder adquisitivo y la capacidad de endeudamiento de los españoles ha cambiado.

“Es el momento de la regeneración del sector inmobiliario y de poner los mimbres para que vuelva a tener un peso destacado en el PIB”, ha subrayado el presidente de la patronal de la construcción.

Necesaria reactivación

Y es que, si en 2007 se iniciaban 800.000 viviendas, en 2014 los visados de obra nueva se situaban en 35.000 y en 2015 en 50.000, lo que ha supuesto la destrucción de alrededor de 1,4 millones de empleos. Por ello, Lazcano ha considerado necesario reactivar la producción de vivienda, tanto la obra nueva, como la rehabilitación y regeneración urbana, y crear un parque de viviendas en alquiler viable.

Por su parte, el presidente de la patronal de los promotores y constructores de España (APCE), Juan Antonio Gómez-Pintado, ha subrayado que no se recuperará el empleo en España mientras el sector inmobiliario no tenga una actividad lógica y continuada.

Alianzas y crowdfunding

A la hora de facilitar la financiación, el sector considera interesante incorporar instrumentos como el crowdfunding (financiación colectiva), o incrementar el tamaño de las empresas mediante alianzas o acuerdos para que estas puedan acceder con más facilidad al mercado de deuda.

Gómez-Pintado, que reconoce que la falta de gobierno todavía no está afectando al sector, cree que el precio de la vivienda seguirá creciendo en 2017 y 2018 en aquellas zonas con más actividad, aunque en otras experimentará caídas. También reconoce que la modificación del Impuesto de Sociedades va a provocar un agujero en sus previsiones de tesorería.