Agentes de la Agencia Tributaria han puesto en marcha en las últimas horas una operación denominada "Flash" contra el fraude en el IVA en la que ya han sido detenidas 25 personas en varias localidades madrileñas, entre ellas Madrid capital y Alcorcón. Además de las detenciones se han registrado seis inmuebles, se han requisado varios vehículos de lujo y han incautado numerosa documentación.

40 millones
La operación se puso en marcha tras la investigación de un fraude a Hacienda cometido por varias empresas dedicadas a la importación de productos electrónicos que, de acuerdo con los cálculos de la Agencia, habrían defraudado unos 40 millones de euros. El entramado empresarial diseñado para defraudar el IVA era complejo, hasta el punto de que en la investigación participaron agentes de la Agencia de Vigilancia Aduanera y la Oficina Nacional de Investigación Antifraude.

Entramado de empresas pantalla
El fraude millonario de IVA se hacía a través de un entramado de empresas que se dedicaba a importar/ exportar productos electrónicos, algunas de ellas con sede en otros países europeos. Los detenidos eran los responsables de empresas constituidas legalmente que servían de pantalla, pero a su vez controlaban otras empresas bautizadas por la Agencia Tributaria como empresas 'trucha', en las que figuraban testaferros. Estas empresas 'trucha' compraban los productos a otras empresas denominadas 'trucha de motas' difíciles de rastrear y eran estas las que compraban los productos dentro de la Unión Europea, operaciones en las que no se paga IVA por ser intra-comunitarias.
Sin embargo esos productos comprados dentro de la UE los vendían a la empresa "trucha" que sí debería pagar el IVA, pero no lo hacen porque en vez de comercializar los productos los revenden otra vez a las empresas "trucha de motas".

Alcorcón
En el momento en el que la Agencia Tributaria reclamaba el IVA a la empresa pantalla, ésta alegaba que le correspondía pagarlo a la empresa que operaba en España pero estas empresas 'trucha' se disolvían pocos meses después de realizar la operación. A través de un sistema de empresas pantalla e intermediarios y de empresas que se disolvían en meses conseguían no pagar el IVA y finalmente colocar en el mercado productos mucho más baratos.
La investigación y detenciones se han llevado a cabo bajo la dirección de un juzgado de instrucción de Alcorcón, localidad donde se sitúan algunas de las oficinas de los detenidos. Además los agentes han registrado una discoteca de Madrid capital y un chalé ubicado en la localidad de Nuevo Baztan donde reside uno de los cabecillas de la trama.