Muchos son los sectores de la sociedad que reclaman a gritos el fin de los denominados techos de cristal impuestos a las mujeres, de manera que se ataje la brecha salarial y las desigualdades con respecto a los hombres en el mundo empresarial. En este sentido, la Conferencia International Women’s Entrepeneurial Challenge (IWEC) juega un papel fundamental para el impulso de prácticas que favorezcan la carrera de las mujeres en el mundo empresarial.

Desde el año 2007, IWEC -una iniciativa de la Cámara de Comercio de Barcelona que cuenta con el apoyo de CaixaBank, IESE y Repsol- reconoce la trayectoria de empresarias. Este año, en la conferencia que arrancó el pasado 6 de noviembre y que fue acogida por Bruselas, fueron galardonadas Anna Vivens, de Vicens Vives; e Isabel Alonso, de Transportes Isabel Alonso.

Este reconocimiento pretende apoyar a las mujeres y hacer de trampolín para las empresarias de todo el mundo, lo que supone un impulso en su desarrollo profesional hacia el mercado internacional. El objetivo de IWEC es incrementar la visibilidad, credibilidad y responsabilidad de la mujer empresaria, para que puedan formar parte importante en el desarrollo de la economía global del siglo XXI.

En esta última edición, la novena, 42 empresarias, procedentes de 21 países han sido reconocidas. Las empresas que dirigen estas mujeres registran una facturación global superior a los 7.240 millones de dólares y emplean a más de 32.000 personas distribuidas en los cinco continentes.

En 2017 se celebrará el décimo aniversario de la creación de Conferencia International Women’s Entrepreneurial Challenge y hay tres ciudades que han presentado su candidatura para acoger esta edición tan especial: Miami, Bahréin y Barcelona.