Iberdrola y Neoenergia, a través de la sociedad conjunta Força Eólica do Brasil (FEB), se han adjudicado la construcción de tres nuevos parques eólicos a través del concurso Leilao A-5, organizado por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) en el marco del Programa de Aceleración Económica del Gobierno brasileño.

Esta nueva adjudicación permitirá el desarrollo de 90 nuevos megavatios (MW) en los próximos años, gracias a una inversión de alrededor de 150 millones de euros. En concreto, y según los términos del citado concurso, FEB construirá en el estado de Paraíba, en el noreste del país, los parques de Canoas, Lagoa I y II, con 30 MW de potencia cada uno.

17 parques en total
Gracias a estas tres instalaciones renovables, Iberdrola gestionará en Brasil un total de 17 parques eólicos, que sumarán una potencia de 511 MW, suministrando energía renovable a más de 770.000 hogares brasileños y evitando la emisión a la atmósfera de 800.000 toneladas anuales de CO2.

Crecimiento en Brasil
La adjudicación viene a corroborar el crecimiento de la compañía en Brasil en los últimos años. De hecho, su único parque previo a 2010 es el de Rio Do Fogo, propiedad al 100% de Iberdrola y puesto en marcha en 2006. Esta instalación, que supuso la entrada de la Compañía en el sector renovable brasileño, dispone de una potencia de 49 MW y está ubicada en el estado de Rio Grande do Norte.

40 millones de personas
Iberdrola está presente en Brasil desde el año 1997 a través de su participación del 39% en el holding Neoenergia, donde tiene como socios locales a Banco do Brasil (12%) y Previ (49%), que opera las distribuidoras Coelba, Celpe y Cosern. Además, a lo largo de 2011 cerró la integración de otra distribuidora brasileña: Elektro. De este modo, se ha convertido en la primera compañía distribuidora de energía eléctrica por número de clientes en Brasil, donde ya atiende a unos 40 millones de personas.