IAG, siglas que se corresponden con International Consolidated Airlines Group, es la empresa resultante de la fusión entre British Airways e Iberia, perdió 923 millones d euros en 2.012 frente a un beneficio de 555 millones de euros obtenidos en el año anterior. Los responsables de holding explican las abultadas pérdidas por los costes de reestructuración de Iberia, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).En dicha comunicación se explica que evaluando el negocio puramente aeronáutico (excluidas el resto de operaciones empresariales) las pérdidas serían tan solo de 68 millones de euros.

Los números de Iberia
Según los datos aportados por IAG, Iberia sufrió un 3,1% de caída en el tráfico aéreo, descendió considerablemente su transporte de carga y tuvo que asumir un aumento del gasto de combustible del 14,9%. La British consiguió aumentar los ingresos  por pasaje en un 8,9%. En conjunto el holding incrementó su cifra de negocio un 13,9%, hasta los 15.372 millones de euros pese a que el combustible subió un 20% durante el año pasado. Con todo ello los responsables de la compañía atribuyen las pérdidas a Iberia y al proceso de reestructuración de la antigua aerolínea española, en la que se ha presentado el mayor ERE de la historia con el que se pretende despedir a casi cuatro mil trabajadores.

Desmantelamiento de Iberia
Los trabajadores de Iberia han convocado varias jornadas de paro contra el ERE masivo. Denuncian además que el objetivo de IAG es desmantelar la aerolínea española en beneficio de la británica, para que ésta pase a operar en los trayectos más rentables. Los británicos tienen la mayoría en IAG, y por tanto ellos mandan. La consecuencia es que España perderá su aerolínea de bandera: Iberia.