De las tres administraciones que configuran el Estado español, municipal, autonómica y central, la que más saneadas tiene las cuentas es la municipal. El conjunto de los ayuntamientos españoles apenas registró déficit el año pasado y este año cerrará el ejercicio con un ligero superávit, bien es cierto que hay situaciones extremas, como el ayuntamiento de Madrid que con sus siete mil millones de euros de deuda que dejó Gallardón convierten a esta ciudad no solo en la más endeudada de España, sino de toda Europa. El Ministerio de Hacienda considera que hay 113 ayuntamientos cuya situación financiera es de quiebra y se propone elaborar un plan especial de vigilancia para ellos.

Los ayuntamientos lo tienen más fácil
Hay que señalar que la administración que los tiene más 'fácil' para equilibrar sus cuentas son precisamente los municipios, porque no tienen que asumir los gastos de sanidad y educación que sí recaen en las Comunidades Autónomas. Los ayuntamientos reduciendo plantilla, paralizando todo tipo de obras y subiendo impuestos, pueden equilibrar sus cuentas en un par de años, algo que no tiene tan fácil las autonomías o el Estado. Aún así el nivel de deuda y la caída brutal de ingresos en algunos de ellos, hace que su situación sea crítica. Es un porcentaje pequeño, 113 de los más de 8.000 municipios que tiene toda España, pero Hacienda piensa establecer una vigilancia especial aunque, de momento, no ha desvelado que ayuntamientos son.

Nueva fase del Plan de Pago a Proveedores
Para evitar la quiebra de pequeñas y medianas empresas por lo que les adeudaban tanto ayuntamientos como Comunidades Autónomas, el Gobierno puso en marcha el Fondo de Pago a Proveedores (con cargo a la deuda pública). Precisamente la próxima semana se pone en marcha una nueva fase de este Plan en la que se pagarán las facturas emitidas entre el 1 de enero de 2.012 y el 31 de mayo de este año. Asturias, Cantabria, Castilla y León y La Rioja, no se han acogido a esta fase del Plan por entender que no les compensan las condiciones impuestas por Hacienda. Esta fase será la tercera del Plan y los ayuntamientos  que se acojan recibirán 1.800 millones de euros mientras las Comunidades recibirán 11.629 millones. De las Comunidades Autónomas Cataluña será la que más dinero reciba con 3.695 millones de euros, seguida por Valencia y, en tercer lugar, Andalucía.