El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaume Guardiola, ha adquirido un paquete de 500.000 acciones de la entidad en dos tandas a un precio de 0,86 y 0,87 euros, con lo que la mano derecha del presidente Josep Oliu pasa a tener el 0,06% del capital.

De esta forma, Guardiola sigue los pasos de los directivos de Banco Sabadell, que siguen apostando por las acciones de la entidad.

El 'número dos' del banco con sede en Alicante no ha sido el único ejecutivo del Sabadell que en los últimos días ha comprado acciones.

El director general, José Luis Negro, adquiría otras 100.000 acciones a 0,86 euros y 7.800 al precio de 0,84.

Estas compras son la continuación de las realizadas la pasada semana por otros integrantes del consejo de administración. David Vegara, Tomás Varela, Miguel Montes y Manuel Valls adquirieron 294.000 acciones, lo que significa un total de 237.000 euros.

La adquisición de estos paquetes de acciones por parte de la cúpula de la entidad catalana refuerza el mensaje de que el banco tiene unas perspectivas muy positivas, que se han cerrado los problemas con el TSB y que el potencial alcista que auguran los analistas es una realidad.

Así, KBW, UBS, Credit Suisse o Morgan Stanley son algunas de las casas que otorgan a Banco Sabadell un potencial de revalorización que en algunos casos alcanza supera el 100%. También coinciden en que el castigo bursátil que han sufrido desde el comienzo de año no está justificado.