La Oficina Estadística de la Unión Europea, Eurostat, ha certificado lo que los economistas ya sabían: el déficit público de España en el primer año de Rajoy superó el 10% del Producto Interior Bruto porque, tal y como dijo Bruselas y Ángela Merkel, las ayudas a la banca con dinero público se pagan con dinero de todos los españoles y computan como déficit. Mariano Rajoy mintió cuando dijo en rueda de prensa que no sería así. Lo que no se esperaba, y es un dato demoledor, es que España haya tenido el déficit más alto de toda la Unión (27 países) y por encima de Grecia.

Seis puntos más que la media europea
En el conjunto de los países que integran el euro el déficit público bajó, y a pesar de los pésimos datos de España, Grecia o Irlanda, se situó en el 4,2% del Producto Interior Bruto, frente al 10,6% de España. Grecia, país que va camino de su tercer rescate, cerró 2012 con un 9% de déficit, Irlanda, también rescatado, con un 8,2% y Portugal y Chipre -también rescatados- con un 6,4%. Es decir, España que es un país con un rescate parcial -unos 46.000 millones para que los bancos no quebraran- presenta peores datos de déficit que los rescatados totalmente.

De hecho España es el país en el que más ha pesado la ayuda a la banca, que por sí sola supone 3,7 puntos de déficit, mientras que en Grecia la ayuda a los bancos se come un 2,8% de déficit. Sin embargo en Irlanda han conseguido que la ayuda a los bancos reporte beneficios con el pago de intereses o dividendos al estado, hasta el punto que la devolución de las ayudas a los bancos le ha servido para reducir su déficit un punto. España se ha comprometido a rebajarlo este año al 6,5% del PIB nada más y nada menos que una reducción 4 puntos y Rajoy ha dicho que no hará más recortes. Difícil lo tiene.

Rajoy dijo que el déficit sería del 6,8%
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había asegurado el pasado 25 de septiembre que el déficit público de 2012 se quedaría en el 6,8% del PIB. La diferencia es brutal, pero es que si Rajoy no incluyó en ese dato el rescate de los bancos también se equivocó, porque según Eurostat descontada la ayuda a laos bancos el déficit fue del 6,9% del PIB. Para Eurostat el déficit fue del 10,6 y ese es el dato que cuenta en los mercados, en las bolsas y en el Consejo Europeo. es el dato oficial a todos los efectos:

En cuanto a otras economías, en el lado opuesto de la balanza se sitúa Alemania que registró un superávit del 0,1% y los que tuvieron menos déficit fueron Estonia y Suecia con el 0,2% y Luxemburgo con el 0,6%.