El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha dado a conocer los datos definitivos sobre la marcha de la economía durante 2013, y no son buenos. En primer lugar porque el año pasado fue de recesión económica, y no una recesión de unas décimas, sino que el Producto Interior Bruto cayó más de un punto porcentual, un 1,2%. El último trimestre del año, en el que el Gobierno basó todo su argumentario, se corrige a la baja.

El valor de una décima
El último trimestre del año la economía creció un liviano 0,2%. Un trimestre de crecimiento le sirve al Gobierno y al PP para hablar de "cambio de tendencia", sin embargo entre 2009 y 2010 (Gobierno Zapatero) la economía creció durante tres trimestres y durante uno se mantuvo plano. Tres trimestres en positivo frente a uno y, sin embargo, ningún medio de comunicación habló de fin de la recesión ni de cambio de tendencia. Al contrario, la entonces vicepresidenta económica Elena Salgado se atrevió a hablar de "brotes verdes" y la que le cayó encima se recuerda hasta hoy. El poder mediático del PP es innegable.

o,2% y no 0,3%
El Gobierno del PP y todo su apoyo mediático celebraron con un alborozo inusitado que en el último trimestre de 2013 la economía había crecido más de lo previsto, en vez de un 0,2 afirmaron que era un 0,3%. El dato oficial de la contabilidad nacional lo rebaja al 0,2% y el poder de esa décima es mucho porque el 0,2 fue el mismo dato de crecimiento que hubo en el último trimestre de 2010, gobernando Zapatero, cuando el PP afirmaba que España estaba hundida. Y esa pérdida es muy relevante porque le impide al PP afirmar que es el mejor dato de crecimiento desde 2008. Más de dos años de Gobierno y Rajoy, hasta la fecha, no ha conseguido que un trimestre crezca más de los trimestres de Zapatero. Ojalá que lo consiga porque mucha gente dejará de sufrir, pero de momento los datos no sujetan la propaganda gubernamental.

Las exportaciones caen
Así como el Gobierno sostenía que el crecimiento del tercer trimestre del año pasado era el mejor desde 2008 y ahora ya no lo pueden sostener porque es el mismo dato que el de el último trimestre de 2010, el argumento de las exportaciones y el tirón de la balanza exterior comienza a flojear. Tal y como venían adelantando algunos economistas las exportaciones fueron muy bien hasta el verano y luego comenzaron a caer. Y la caída es brusca, de un crecimiento del 1% se pasó a tan solo un 0,4% en el último trimestre. El desplome de las exportaciones en el mes de noviembre fue brutal.

2013 fue un año de recesión
Conviene pues mirarse con calma los datos de contabilidad nacional y los datos de la EPA del año pasado, porque el 2013 fue un año de recesión, de retroceso de la economía. A precios corrientes el valor del Producto Interior Bruto de España se situó en 1.022.988 millones de euros.

La Comisión Europea ha elevado las previsiones de crecimiento de la economía española para este año del 0,5% al 1% del PIB, el doble. Esperemos que se cumplan, baje el paro y se cree empleo.