Según la EPA, la población activa se situó en 23.134.600 personas y descendió en 2.100 respecto al trimestre anterior, al tiempo que los parados de larga duración (aquellos que perdieron su empleo hace más de un año) aumentaron en 40.700, lo que situó el número total en 2.117.300.


Diferenciación por sexos
Con respecto al trimestre precedente, el paro aumentó entre las mujeres, en 78.800 personas, hasta las 2.304.400; mientras que entre los hombres creció en 65.800, hasta los 2.674.00 desempleados. Sin embargo, si se comparan los datos de este tercer trimestre con los de un año antes el desempleo femenino creció en 209.800 personas (el 10,02 % más) y el masculino en 193.800 (el 7,81 % más). Entre julio y septiembre la tasa de paro femenina se situó en el 22,10 %, al tiempo que la masculina fue del 21,04 %.La tasa de actividad entre los varones fue del 67,64 % y entre las mujeres del 52,93 %.

Sectores
Por sectores, el de los servicios registró el mayor aumentó del desempleo entre julio y septiembre al crecer en 45.900 personas y sumar 1.477.600 desempleados, seguido de la construcción, con 26.000 parados más hasta los 455.500, y la agricultura con un aumento de 7.400 desempleados y un total de 252.000 parados. Por el contrario, el paro descendió en la industria en 23.400 personas, hasta alcanzar los 217.800 desempleados.

Asimismo, con respecto al mismo trimestre del año anterior el número de parados de larga duración se incrementó en 40.700 personas, el 1,96 %, mientras que en lo que va de año ha subido en 245.300 personas, el 13,11 % más.