La tasa de paro en los países del euro (eurozona) ha alcanzado el nivel récord del 11,9% después de aumentar una décima el pasado mes de enero, según la oficina de estadística europea Eurostat. De esta forma al finalizar el mes de enero había 26,7 millones de personas que carecían de empleo en los 27 países de la Unión Europea, de los que casi 19 millones (18,998 millones) viven en la zona euro.

Sólo en el mes de enero el paro subió en 222.000 personas en la UE y la inmensa mayoría son de los países de euro 201.000, lo que significa que la crisis del euro y el ataque de los mercados a la moneda única junto a la austeridad estricta impuesta por el Gobierno conservador de Alemania, han dado como resultado unas cifras escalofriantes de desempleo.
Los países con menos tasas de paro son Austria (4,9%), Alemania y Luxemburgo (5,3%) y Países Bajos (6%).

España y Grecia, los peores
Los campeones del paro en la Eurozona son Grecia, con una tasa del 27%,  seguida por España con un 26,2% y en tercer lugar y a bastante distancia, Portugal, con un 17,6%. Los datos más alarmantes se corresponden con el paro juvenil donde subió dos décimas tanto en la Eurozona hasta alcanzar el 24,2%, como en el conjunto de la UE, que se quedó en el 23,6%.

Sin embargo esos porcentajes medios de paro entre los menores de 25 años se pulverizan en España y Grecia. En nuestro país en enero la tasa de paro juvenil llegó a la escalofriante tasa del 55,5%. Aumentó también el desempleo entre las mujeres que es del 26,7% superior en una décima al paro entre los hombres, que es del 25,9%.

Las estadísticas griegas van con dos meses de retraso respecto a los otros países de la Unión, pero ya en noviembre superaba a España en dos sectores: en el paro juvenil con una tasa cercana al 60% (59,4%) y en el desempleo femenino que es del 31,1%, la más alta de toda la Unión Europea.