No es un dato que certifique, ni mucho menos, que la economía va bien. Desde que Rajoy llegó a La Moncloa mes a mes hemos titulado 'récord histórico de la tasa de morosidad', porque cuando llegó estaba por debajo del 9% y ahora supera el 13%. Fue récord negativo y muy preocupante cuando llegó al 10, alarmó definitivamente cuando superó al 11 y ahora ya no caben calificativos. Jamás en la historia desde que se mide la tasa de morosidad en 1962 -cuando España era aún una dictadura- la tasa de morosidad había superado el 13%.

Noviembre, el peor dato absoluto en 52 años
Según los datos facilitados por el Banco de España la tasa de morosidad superó el pasado mes de noviembre el 13% después de nueve meses consecutivos al alza. La tasa de morosidad mide el porcentaje de créditos impagados, concretamente el dinero que los bancos han prestado y que dan por perdido, que no van a recuperar. En dinero contante y sonante el Banco de España cifra ese porcentaje en 192.500 millones de euros, cifra nunca vista en los registros estadísticos.

Aumenta el volumen de crédito
El dinero total prestado por los bancos a particulares y empresas hasta noviembre de 2013 ascendió a 1,47 billones de euros, lo que supone un aumento de 2.642 millones y es el primer aumento del volumen del crédito concedido desde marzo de 2.013. Este es el dato al que se agarran el Gobierno y el Banco de España para afirmar que ya se está recuperando la concesión de crédito, imprescindible para que se reactive la actividad económica.