Y las noticias que llegan al Presidente no son precisamente buenas. Rajoy anunció en el Congreso que el esfuerzo de ahorro de la Administración tendría que ser al menos de 16.500 millones de euros.  La realidad va a ser más dura. Según ha sabido ELPLURAL.COM, desde el pasado mes de octubre la recaudación del IVA ha caído de una manera acentuada. Como este, han caído también las recaudaciones del Estado en otras partidas. Y ya nadie cree que la previsión de que el déficit del Estado acabe el año en el 6%.

No ha incumplido el Gobierno central, sino los autonómicos
Pero además es que no se ha conseguido controlar el gasto. No por el comportamiento de la Administración central, es decir, la que era responsabilidad del gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, sino por los déficits de las Comunidades Autónomas, que han sido incapaces de reducir y ajustar sus presupuestos. Resultado, el déficit conjunto del Estado podría estar más de un punto por encima de lo previsto.  Y cada punto extra de déficit significa más de 2.500 millones de euros más de recorte.

Pero es que, además, los recortes en los gastos de los ministerios van a resultar extraordinariamente difíciles. Por ejemplo, la tajada del león de los 4.000 millones de ahorro que tendría que anunciar el Gobierno este viernes está previsto que provenga de Fomento. Sin embargo, alguien que conoce muy bien la situación de ese ministerio ha declarado a ELPLURAL.COM que "en carreteras ya se hizo en el último año un recorte muy duro, difícil de profundizar”, las cuentas de ADIF, el Administrador de los Ferrocarriles, “no computan en el déficit” y hay compromisos intocables, al menos en teoría… ¿Qué queda entonces? Según dicen a este periódico, algo en principio muy peligroso: el mantenimiento de carreteras, que supone unos .200 millones de euros al año, y de la red ferroviaria.

“Sí o sí” subida de impuestos y tasas
En resumen, esta situación forzará que el silente Mariano Rajoy inclumpla “sí o sí”, como ha declarado a este periódico una economista, antiguo alto cargo de la Administración, su promesa de no tocar los impuestos. Lo que se considera como inevitable es que el Gobierno Rajoy suba los impuestos indirectos, los más injustos porque cargan a todos por igual. “Pero esto no será bastante”, según nos han dicho, “y lo que el Gobierno tiene en mente es la creación de nuevas tasas, como está haciendo el Gobierno catalán, y la activación de alguna otra. Por ejemplo, la llamada ‘euroviñeta’”.

Esta tasa se impone a la circulación por determinadas vías. Es una tasa aprobada en el año 2006 por la Unión Europea y que el gobierno español había evitado implementar. Esta tasa se aplica en especial sobre el transporte por carretera. Ya está activa en Alemania y Austria, y Francia considera  su activación en los próximos meses.

¿Esperará el Gobierno a que pasan las elecciones andaluzas?
Aunque, eso sí, en lo que es un comportamiento muy usual en Rajoy y su entorno, estas subidas podrían atrasarse hasta después de marzo. Y esto no sólo porque es para entonces cuando se aprobará el presupuesto para 2012, sino porque antes están las elecciones andaluzas,  y desde el Gobierno central no quieren “manchar” una posible victoria, que sería histórica, de sus miembros  en esta Comunidad.