Según el ministro, aquellas familias que también cuenten con bajos ingresos, por debajo de un umbral todavía sin determinar, y que tengan a todos sus miembros en paro y agotadas sus prestaciones podrían salvarse del desahucio. De Guindos se ha mostrado partidario de que se permita un periodo de carencia para que las familias a las que se ha embargado el inmueble puedan seguir ocupándolo "un tiempo prudencial" de al menos dos años.

El criterio de los bancos
Estas medidas formarán parte de un código de buenas prácticas para los bancos, que no es de obligado cumplimiento por lo que dependerá de la buena voluntad de las entidades financieras.

Pagar más capital principal
De Guindos, que ha añadido que hay que tener cuidado con esta práctica`porque puede llegar ser negativa para la concesión de crédito a futuro, o a provocar subidas de tipos de interés, se ha mostrado partidario de que se aplique a los pagos iniciales de los préstamos una mayor proporción de capital principal en detrimento de los intereses, al contrario de lo que ocurre ahora.

Izquierda Plural denunció los abusos de la banca
El ministro de Economía ha hecho estos anuncios durante su intervención en el Congreso y en respuesta a una interpelación urgente plateada por el diputado de Izquierda Plural Joan Coscubiela, quien ha criticado los "abusos" de la banca en este asunto, pese a las ayudas públicas que ha recibido.