El primer ministro griego, Alexis Tsipras (c), interviene hoy durante un pleno del Parlamento Europeo (PE) celebrado en Estrasburgo (Francia). EFE



Reunión extraordinaria  y urgente ayer martes del Eurogrupo (ministros de economía y finanzas de los 18 países del euro) y reunión extraordinaria y urgente del Consejo Europeo (jefes de Estado y de Gobierno) para analizar la crisis griega. Resultado: la convocatoria de un nuevo Consejo Europeo extraordinario para el próximo domingo y, lo más extraordinario de todo,  se ha convocado una cumbre de la UE extraordinaria en la que participarían los 28 jefes de Estado y de Gobierno de toda la Unión y no solo los de la zona euro. La cumbre extraordinaria de la UE solo tiene una explicación: preparar la salida de Grecia del euro si no ha habido acuerdo.

Grecia no presentó propuesta concreta
De nuevo ayer Grecia dio la sorpresa al presentarse a dos reuniones extraordinarias -Eurogrupo y Consejo Europeo- sin una propuesta concreta. Los socios europeos optaron por tender la mano y en vez de recriminar a Tsipras su incumplimiento se acordó que Grecia deberá formalizar hoy miércoles la petición de un tercer rescate -algo que ya ha hecho- y el jueves debe enviar los detalles de su plan de reformas. Si hay acuerdo el jueves -cosa improbable- el domingo se ratificaría por los jefes de Estado, celebraremos la fiesta europea y el lunes se dispararán las bolsas.

Domingo 12 de julio: punto y final
De los mensajes contradictorios que salían ayer de Bruselas ha quedado una cosa clara, Europa está cansada de enredarse en la crisis griega cada seis meses, por tanto esta vez el acuerdo ha de ser definitivo y prolongado en el tiempo. Se acabó el 'mito de Sísifo', subir la montaña con la roca para que cuando se está a punto de llegar a la cima, vuelva a caer. Desde hace 5 años cada cumbre extraordinaria sobre el euro, la crisis o Grecia era la 'definitiva', por lo que la palabra se ha quedado vacía de contenido en Bruselas. Y con eso se quiere acabar también, el próximo domingo será el 'Día D'. Hay un dato que demuestra que esa fecha va en firme, la convocatoria de una Cumbre Europea extraordinaria con la presencia de los 28 países de la Unión y no solo de los 18 de euro. La convocatoria de esa cumbre solo responde a que las autoridades europeas tienen también preparado el escenario de que no haya acuerdo y Grecia salga de facto del euro. El mero hecho de esté contemplado ese escenario oficialmente -cosa que no había ocurrido hasta ahora, indica que el Grexit es posible. Sería el mayor golpe a la construcción europea desde que se creó.