El Banco Santander está estudiando una ampliación de capital de más de 5.000 millones de euros para realizar una oferta de compra al Banco Popular, según ha adelantado la Agencia Bloomberg.

La entidad dirigida por Ana Patricia Botín estaría hablando con asesores sobre posibles compromisos de suscripción para una venta de acciones si decidiese seguir adelante con la oferta afirman las fuentes de la agencia pidiendo no ser identificadas ya que las conversaciones no son públicas. Desde el Santander se han negado a hacer comentarios.

Nueva caída en bolsa

Este martes las acciones del Popular han vuelto a sufrir una caída en picado que, ignoran el efecto rebote, se han resentido un 6% al cierre de la sesión en el parqué madrileño. Este desplome se suma al ya producido el pasado viernes con una caída del 18% y acumulan casi un 48% en lo que va de mes.

Con estas fuertes caídas, la cotización del Banco Popular se ha convertido en la empresa del IBEX con menor valor bursátil.

Reunión con el BCE

Los inversores se han dejado vencer por las dudas, a la espera de conocer el resultado de la reunión que han mantenido en Fráncfort el presidente de la entidad, Emilio Saracho, y su consejero delegado, Ignacio Sánchez-Asiaín, con representantes del BCE para explicarles la situación de la entidad, según ha recogido la Agencia EFE.

Un encuentro del que fuentes consultadas por la Agencia dan por hecho que no saldrá una petición de ayuda, en forma de inyección puntual de liquidez, por parte del Popular, y menos en un momento en el que las negociaciones para la venta a una gran entidad van avanzando.

Fuentes de la entidad no han confirmado ni desmentido este encuentro y han señalado que los contactos que mantienen con el BCE son "constantes" y que la entidad europea conoce a la perfección la situación del Banco Popular.

Antes de presentar una oferta, las entidades interesadas, que serían Santander, BBVA y Bankia, están analizando las cuentas del Popular, muy lastradas por el ladrillo y necesitan conocer, entre otros datos, las necesidades de provisiones adicionales, que se sabrán cuando la entidad termine de valorar sus activos inmobiliarios a precios de mercado.

Bono basura

Tras el cierre de la cotización este martes, también se ha conocido que las agencias de rating Moody's y DBRS rebajaban la calificación de la entidad que ya se encontraba dentro de las notas conocidas como bono basura. La perspectiva asignada por las agencias también continúa negativa, lo que podría acarrear nuevas rebajas de nota a la espera de nuevas noticias.

Linde no sabe nada

Preguntado por la situación del Banco Popular en el Senado durante la Comisión de Presupuestos, el gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha afirmado que no era “el momento” ni venía “preparado para eso”.

Lo que sí ha insistido Linde en su comparecencia es que “ningún banco privado recibió un céntimo de dinero público” durante los años de la crisis, salvo de “modos indirectos”. En su opinión, de lo que sí se beneficiaron tanto la banca privada como todas las empresas españolas fue de que se evitara un "desastre" en el sistema financiero.